Menú

Alerta del Banco de España: la inflación seguirá subiendo y se acelerará en 2024

La subida de los precios continuará golpeando a la economía en los próximos años. De hecho, la escalada de inflación se acelerará en 2024.

La subida de los precios continuará golpeando a la economía en los próximos años. De hecho, la escalada de inflación se acelerará en 2024.
La vicepresidenta en funciones del Gobierno de España, Nadia Calviño | EFE

Malas noticias para empresas y ciudadanos. El Banco de España alerta de que la inflación será "persistente" en nuestro país. Tal y como advierte el organismo que dirige Pablo Hernández de Cos en su último informe trimestral, la subida de los precios continuará golpeando a la economía en los próximos años. De hecho, la escalada de inflación se acelerará en 2024.

En concreto, la institución ha revisado al alza la tasa de inflación general media en cuatro décimas para 2023, hasta el 3,6%. Esta cifra se acerca a previsiones como las de Funcas, que vaticinan una subida media del 3,9% este año. Sin embargo, para 2024 la predicción del Banco de España es mucho más dramática: eleva siete décimas la subida de precios hasta el 4,3%, los que supone más del doble del objetivo último del BCE (2%). Para 2025, el Banco de España mantiene su previsión en el 1,8%.

"Para 2024, la revisión al alza responde, sobre todo, al encarecimiento de la energía de acuerdo con los mercados de futuros, pero también, en menor medida, a los efectos que sobre la inflación implica la extensión hasta el final de 2023 de la reducción del IVA de los alimentos y la subvención al transporte público" señala el organismo.

Por su parte, el componente subyacente de los precios crecerá un 4,1% este año —tres décimas más que en 2022— y se desacelerará hasta el 2,3% y el 1,7% en los dos años siguientes.

"Estas perspectivas en cuanto a la evolución de la inflación descansan sobre dos supuestos clave. En primer lugar, las proyecciones incorporan, en línea con la evidencia empírica disponible, la existencia de una cierta asimetría en la transmisión de las variaciones de los precios de la energía al resto de los precios de consumo, de modo que estos últimos reaccionan en mayor medida a los encarecimientos de los insumos energéticos que a sus abaratamientos. Esto contribuye a una cierta resistencia a la baja de la inflación subyacente, que se habría visto reforzada con el repunte más reciente del precio del petróleo. En segundo lugar, se asume que, en línea con los desarrollos observados hasta la fecha, no se producirán efectos de segunda vuelta significativos —vía salarios y/o márgenes empresariales— que puedan desencadenar fenómenos de retroalimentación de las actuales presiones inflacionistas" señala el documento.

Eso sí, "un aumento de los salarios o los márgenes empresariales mayor que el anticipado implicaría una senda de inflación más elevada". El próximo año, la institución espera que la inflación alcance máximos del 5% a mediados de 2024 para después descender.

En cuanto a la inflación de los alimentos, el organismo estima que la tasa presentará un "perfil descendente" en los próximos trimestres (el 70% de alimentos de la cesta de la compra se está desacelerando), debido al descenso de los costes de algunos insumos productivos, como la energía y los fertilizantes, tras los fuertes incrementos que estos registraron durante buena parte del año pasado.

No obstante, la magnitud de esta moderación de los precios de los alimentos tenderá a verse limitada por el impacto negativo que la materialización de condiciones meteorológicas adversas podría suponer sobre la producción de determinados bienes agrícolas en algunas áreas y también, probablemente, por la retirada de Rusia de la Iniciativa sobre la Exportación de Cereales por el Mar Negro.

"Existen, además, otras fuentes de incertidumbre sobre la actividad y los precios en el ámbito doméstico. En particular, subsisten dudas acerca de la capacidad del ahorro acumulado por los hogares durante la pandemia para dar soporte al consumo privado en los próximos trimestres y en cuanto al ritmo de ejecución de los proyectos asociados al programa Next Generation EU y a su impacto sobre la actividad. Otro riesgo relevante es el que se deriva de la persistencia de un déficit público estructural y una deuda pública elevados, en un contexto de aumento de los costes de financiación y de reactivación de las reglas fiscales europeas" alerta el organismo con este mensaje indirecto al ala económica del Ejecutivo de Sánchez.

Previsiones de crecimiento

Por otro lado, el Banco de España ha mantenido su previsión de crecimiento de la economía española para 2023 en el 2,3%, pero ha recortado sus estimaciones para 2024 del 2,2% al 1,8% y ha rebajado las proyecciones de 2025 del 2,1% al 2%, debido al encarecimiento de la energía, al deterioro del contexto exterior y al mayor tensionamiento de las condiciones financieras.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, ha señalado que este ejercicio de proyecciones no incorpora la revisión de contabilidad nacional publicada esta semana por el Instituto Nacional de Estadística, que refleja una mejora de la evolución del Producto Interior Bruto en 2020, 2021 y 2022 respecto a la estimada anteriormente.

Según apunta el Banco de España en el informe, la actividad de la economía española ha dado muestras de "debilitamiento" en los meses de verano, tal y como ha sucedido en el contexto europeo e internacional. Tras crecer un 0,4% en el segundo trimestre, el Banco de España estima un avance del PIB en el entorno del 0,3% en el trimestre en curso.

"Durante los meses de verano, el endurecimiento de las condiciones financieras habría seguido suponiendo un lastre para el crecimiento", señala el Banco de España, tras advertir de que, de cara a los próximos trimestres, se espera que la actividad continúe presentando un dinamismo "relativamente contenido".

De hecho, la información más reciente apunta a un pulso "relativamente débil" de la actividad en el último trimestre del año, debido, entre otros factores, a la prolongación del escaso dinamismo del contexto exterior y a la continuación del proceso de transmisión del endurecimiento de la política monetaria a los costes de las nuevas operaciones de crédito y a la carga financiera de los agentes endeudados.

Entre otros factores, la posible retirada al término de 2023 de las medidas aprobadas para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania contribuiría negativamente al avance del producto de la economía española en los próximos años, especialmente en 2024.

En todo caso, el organismo ha destacado que el PIB está mostrando un "dinamismo comparativamente mayor" en España que en otros países del área del euro. Este comportamiento más favorable se explica, sobre todo, por las diferencias en la composición sectorial de la economía.

En concreto, la mayor fortaleza reciente de la actividad en España estaría relacionada, en parte, con el mayor peso de los servicios vinculados a la hostelería y el turismo, que han seguido experimentando una demanda muy elevada durante el verano.

El número de horas trabajadas por persona se mantendrá hasta 2025 por debajo de su nivel de 2019. Pese a ello, la institución señala que la continuación del proceso de creación de empleo explica el proyectado descenso de la tasa de paro, que se situaría en el 12% en 2023 (frente al 12,2% anterior); y en el 11,5% y el 11,3% en 2024 y 2025, respectivamente, las mismas tasas que las previstas en junio.

En sus nuevas proyecciones, el Banco de España mejora sus estimaciones sobre el déficit y la deuda pública para 2023-2025. En concreto, para 2023, proyecta un déficit público del 3,7% del PIB, frente al 3,8% estimado anteriormente, y sitúa la deuda pública en el 108,8% del PIB, en contraste con el 109,7% de junio.

Para 2024, el déficit estimado es del 3,4% del PIB (igual que el 3,4% en su anterior previsión) y la deuda, del 106,9% (antes 107,4%), mientras que para 2025 estima un déficit del 4,1% (4% anteriormente) y una deuda del 107,9% del PIB, mejor que el 108% proyectado el pasado mes de junio.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro