Menú

Empresas alemanas demandan a la UE por prohibir el motor de combustión en 2035

Empresas alemanas han llevado a los tribunales la cruzada europea contra los coches gasolina y diésel.

Empresas alemanas han llevado a los tribunales la cruzada europea contra los coches gasolina y diésel.
Pexels/CC0/Stan

Cuatro empresas alemanas del sector de los combustibles han decidido llevar a los tribunales la decisión de la Unión Europea en la pasada primavera de prohibir la venta de turismos con motor de combustión a partir de 2035. La medida salió adelante a pesar de la voz en contra de varios socios europeos, entre ellos Italia o Alemania, que a última hora reclamó indultar de esta prohibición, que afecta a todos los vehículos que emitan gases de efecto invernadero, incluidos los híbridos, a los vehículos de motor de combustión que circulen con combustibles sintéticos. Aunque la puerta quedó abierta, todavía está por ver cómo se articulará en las revisiones del texto.

Los demandantes están dedicados al desarrollo de combustibles "neutros en carbono" y defienden, como en su día hizo el ministro de Transportes del Gobierno alemán, que todos los vehículos con motor de combustión sean considerados también "limpios" si utilizan combustibles sintéticos, fabricados a partir de CO2 capturado de la atmósfera y de hidrógeno generado a través de agua y energía renovable. Según sus impulsores, este tipo de combustible también sería "cero emisiones" puesto que el CO2 que saliera de los tubos de escape habría sido "compensado" durante la fabricación de esta gasolina verde.

Aunque la tecnología es incipiente y muy cara y los fabricantes de vehículos dudan de que en el futuro sirva para ‘salvar’ al motor de combustión más allá de sectores muy concretos como el de los vehículos de lujo, los demandantes denuncian que es precisamente la prohibición europea la que va a "frenar" su desarrollo y la posibilidad de que un día llegue a abaratarse y generalizarse.

"Nosotros apoyamos los objetivos climáticos de la UE y querríamos contribuir a ello con combustibles neutros en carbono basados en energías verdes o de origen biológico", señala en un comunicado Lorenz Kiene, directivo de una de las empresas que ha actuado contra la UE, Christian Lühman GmbH.

Las compañías defienden que la UE está excesivamente centrada "en los tubos de escape" sin analizar el impacto real de vehículos de combustión y eléctricos desde el momento de la fabricación. Recuerdan el impacto que va desde las baterías hasta el origen de la electricidad que luego alimentará a esos vehículos y piden que en esos cálculos se tome en cuenta todo "el ciclo de vida" del coche y no sólo el momento de la circulación.

En la nota en la que anuncian la demanda ante los tribunales europeos, dirigida al Consejo y el Parlamento, defienden que los combustibles "avanzados" son "la única posibilidad" de que los coches con motor de combustión, "que dominarán el mercado aún muchos años", tengan un menor impacto ambiental. En declaraciones a distintos medios alemanes, Kiene apunta a razones "ideológicas" para la prohibición de la venta de coches de gasolina en 2035 y de su circulación en 2050: "El plan de la UE está alimentado sólo por motivos ideológicos, no por los hechos".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro