Menú

Bruselas se empeña en acabar con los camiones: se inventa combinados de tren, río y mar con tal de no tocar la carretera

La UE quiere cambiar al "transporte intermodal" al que subvencionarán los costes, cosa que pagaremos todos los consumidores y contribuyentes.

La UE quiere cambiar al "transporte intermodal" al que subvencionarán los costes, cosa que pagaremos todos los consumidores y contribuyentes.
La presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen, durante la Conferencia de Embajadores de la UE | Europa Press

Bruselas se ha empeñado en declarar la guerra al transporte por carretera. Busca cualquier cosa con tal de que los camioneros tengan que abandonar sus rutas. Y, en su empeño, ha llegado a tal punto, que ha diseñado combinados de tren, río y mar con tal de que los paquetes, piezas o cualquier tipo de envío no pueda rozar la carretera.

La nueva cruzada de la religión ecologista es la lucha contra el camión. Es cierto que Bruselas dice abogar por el cambio de los camiones hacia motores eléctricos o combustibles ecológicos. Pero también es cierto que defiende mientras su Directiva de Transporte Combinado que no es sino un jaque a todo transporte por carretera.

"La Directiva de Transporte Combinado es uno de los instrumentos jurídicos clave de la UE que tienen como objetivo directo reducir las externalidades negativas del transporte de mercancías, como las emisiones de CO2 y otras emisiones, congestión, ruido y accidentes, apoyando un cambio del transporte por carretera de larga distancia al transporte ferroviario, fluvial y marítimo", señala sin miramientos Bruselas.

"El transporte por carretera", dice la UE, "es responsable de la mayoría de las externalidades negativas en el transporte en la UE, tanto porque es, con mucho, el modo de transporte más común (74,4 % del transporte interior dentro de la UE y el 53,3 % de todo el transporte intra-UE en 2020), como porque hoy en día causa más externalidades por tonelada-kilómetro de transporte de mercancías que por ferrocarril, vías navegables interiores o transporte marítimo de corta distancia". Por eso, lo que realmente quiere la UE es "un cambio del transporte" abandonando el que es "sólo por carretera" para ir al que denomina como "transporte intermodal", porque, según la UE, "ayudaría a reducir las externalidades negativas del transporte, al tiempo que garantizaría la flexibilidad necesaria para que los servicios de carga lleguen a todos los puntos de la UE gracias a las etapas de alimentación por carretera entre la terminal y el lugar de carga/descarga".

Sin embargo, admite Bruselas, "el transporte intermodal a menudo no puede competir con el transporte sólo por carretera en distancias medias y cortas debido a los obstáculos administrativos, los costos de transbordo y una internalización incompleta de los costos externos". Y, por ello, "la Directiva de Transporte Combinado crea un marco de apoyo para aumentar la competitividad del transporte intermodal y combinado y, por lo tanto, promover un alejamiento del transporte sólo por carretera". Traducido: que se subvencionarán esos costes, cosa que pagaremos todos los consumidores y contribuyentes cuando el mercado es capaz de elegir el mejor mecanismo de transporte, el más eficaz y el más barato y hasta lógico.

La propuesta de directiva "proporciona un marco de apoyo para las operaciones de transporte intermodal y combinado. El transporte intermodal es un tipo de transporte de carga multimodal, en el que las mercancías se transportan dentro de una unidad de carga cerrada, como un contenedor, un cuerpo de intercambio o un semirremolque, y la unidad de carga cerrada se transborda entre diferentes modos de transporte sin que las mercancías sean manipuladas", explica la UE.

"El transporte combinado es un tipo de transporte intermodal que cumple con las condiciones específicas establecidas en la presente Directiva; en particular, se refiere a las operaciones que reducen en un 40 % las externalidades negativas en comparación con las operaciones solo por carretera", añade, y esto "significa esencialmente que se trata de operaciones para las que la mayor parte de una operación de transporte se lleva a cabo por ferrocarril, vías navegables interiores o mar (transporte marítimo de corta distancia), mientras que las etapas de la carretera inicial y final, mucho más corta, actúan como alimentadores para las unidades de carga entre y el lugar de carga/descarga y la terminal", explican.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios