Menú

El saldo de Sánchez en el IRPF: una subida del 44% y 35.000 millones sobre los hombros de todos los trabajadores

Los inspectores de Hacienda llevan tiempo alertando de las maniobras de Pedro Sánchez para tomar el control y contar con empleados a dedo.

Los inspectores de Hacienda llevan tiempo alertando de las maniobras de Pedro Sánchez para tomar el control y contar con empleados a dedo.
La era Sánchez se ha convertido en la etapa de mayor subida del IRPF a los trabajadores españoles | Europa Press

Comenzó diciendo que "nunca" subiría los impuestos de los trabajadores. De hecho, sigue afirmando que no los ha subido. Pero esas frases deben formar parte de la larga lista de "cambios de opinión". Porque la realidad de la era Sánchez es fácil de resumir: se ha convertido en la etapa de mayor subida del IRPF a los trabajadores españoles de las últimas décadas: en cinco años ha subido el esfuerzo de lo hogares para pagar el principal impuesto al empleo en nada menos que un 44% y casi 35.000 millones de euros. Y la tendencia sigue: el PSOE y Sumar han pactado una subida total adicional sobre todos los tributos de 60.000 millones de euros en la nueva legislatura.

Los datos figuran en las memorias e informes oficiales de la Agencia Tributaria (AEAT). Y son delatores del saqueo fiscal. En noviembre de 2018 la recaudación total acumulada por IRPF llegaba a los 77.838 millones de euros. Y la global de todos los tributos gestionados por la AEAT ascendía a 190.944 millones.

Cinco años después el resultado es descriptible: el IRPF ha subido hasta los 112.591 millones de euros, elevando la carga sobre los bolsillos de los trabajadores en nada menos que 34.753 millones. Y la recaudación total de tributos nacionales -sin contar con las cotizaciones a la Seguridad Social, que han tenido una evolución similar- ha trepado hasta los 252.927 millones, añadiendo en total 61.983 millones al vaciado de los bolsillos de todos los españoles.

El resumen es claro: el IRPF se ha elevado un 44% y la recaudación total un 32%, sin contar con la escalada de los pagos a la Seguridad Social. Y eso supone dos cosas: que los españoles soportan -sólo por la parte de los tributos, 62.000 millones de euros más en impuestos -con la Seguridad Social el aumento se duplica-. Y, dos, que esa subida se ha hecho recaer de forma totalmente mayoritaria sobre los hombros del empleo, de los trabajadores, del IRPF y de las cotizaciones a la Seguridad Social. De los trabajadores y de las empresas, que soportan la mayor parte de los pagos por cotizaciones.

Y, por si esto fuera poco grave, los propios inspectores denuncian ya que, al margen de las subidas legislativas, puede llegar una época oscura de actuaciones políticas de la AEAT provocada por el ascenso y entrada de cargos a dedo incrustados por el Gobierno. Los inspectores de Hacienda llevan tiempo alertando de las maniobras de Pedro Sánchez para tomar el control de la Agencia Tributaria y contar con empleados a dedo capaces de ejecutar sus exigencias políticas. Y esas prácticas ya han empezado.

La asociación Inspectores de Hacienda ha denunciado ya "la convocatoria publicada en el BOE del proceso selectivo al Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado es una compleja remisión normativa que parece tener la voluntad de esconderlo, pero que permite que se nombre personal funcionario interino a personas que no han aprobado la oposición ni desde luego han superado el curso selectivo en el Instituto de Estudios Fiscales que deben realizar todos aquellos candidatos que han superado la fase de oposición". Traducido, el ascenso a dedo en la Agencia Tributaria ya ha comenzado.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios