Menú

Podemos propone la reducción de jornada más radical: una semana laboral de menos de 4 días

Podemos supera a Sumar y propone la reducción forzosa de la jornada laboral más radical que un partido haya propuesto hasta ahora en España.

Podemos supera a Sumar y propone la reducción forzosa de la jornada laboral más radical que un partido haya propuesto hasta ahora en España.
La secretaria general y diputada de Podemos, Ione Belarra (i), y la secretaria política y candidata a las elecciones europeas del partido, Irene Montero, durante la presentación de las principales medidas del programa electoral de la formación para las elecciones europeas, ayer lunes en Madrid. EFE/ Borja Sánchez-trillo | EFE

La izquierda continúa ampliando sus políticas antitrabajo. Es el caso de Podemos, que presentó ayer lunes las principales propuestas del programa electoral con el que esta formación se va a presentar a las elecciones europeas del próximo mes de junio.

Así, entre la larga lista de medidas que ha ideado el partido fundado por Pablo Iglesias para concurrir a los comicios europeos, se encuentra la reducción forzosa de la jornada laboral más radical que un partido haya propuesto hasta ahora en España.

En concreto, tal y como anunció la candidata al 9-J, Irene Montero, los morados quieren obligar a todas las empresas de Europa a disminuir el horario de sus empleados hasta las 30 horas semanales. Eso sí, pagándoles lo mismo.

"Necesitamos que el tiempo de trabajo se pueda repartir más y mejor y que las personas tengan tiempo para vivir. Para eso, reducir la jornada de trabajo, por supuesto, sin reducción salarial, es la medida más eficaz. Y no solamente es posible, sino que puede permitir que todo el mundo viva mejor", ha asegurado la exministra de Igualdad.

Trabajar menos de 4 días completos

Con esta propuesta (tan perjudicial para las empresas), el partido de Ione Belarra adelanta por la izquierda al PSOE y Sumar, que ya han pactado prohibir este año por ley trabajar más de 38,5 horas a la semana. En lugar de las 40 actuales, ambos partidos planean que ese tope se reduzca a 37,5 horas en 2025.

Podríamos decir que la reducción de la jornada laboral es la medida estrella de Yolanda Díaz durante esta legislatura. Bajo el eslogan de que "hay que trabajar para vivir y no vivir para trabajar", la fundadora de Sumar se ha marcado como objetivo último llegar a la jornada laboral máxima en 32 horas semanales (esto sería la semana de 4 días) y es lo que lleva su partido a Europa.

Sin embargo, ahora, sus excompañeros de Podemos han superado su oferta: 30 horas a la semana (antes apostaban por 34). Esto implicaría que un trabajador con una jornada de 8 horas al día no llegaría ni a trabajar ni 4 días completos a la semana.

Como es lógico, los empresarios ya han puesto el grito en el cielo ante cualquier reducción de jornada forzosa con el mismo sueldo porque supone un aumento de sus costes laborales. Y es que lo primero que deberían tener en cuenta tanto Podemos como Sumar es que imponer reducciones de las jornadas laborales es un grave error debido a que cada sector, modelo de negocio o empresa particular tiene unas características concretas que deben ser tenidas en cuenta de forma individual.

De hecho, grandes empresas como Microsoft y Toyota ya han implantado la jornada de 32 horas entre su plantilla de forma voluntaria porque la clave está en la productividad. En este sentido, organismos como Fedea ya han advertido sobre los peligros de introducir esta fórmula de forma obligatoria y generalizada. "Iría en contra de la heterogeneidad productiva con muy probablemente el efecto indeseado de reducción de salarios en los sectores con menor capacidad de adaptación a este sistema" avisan. Es decir, serían las empresas más pequeñas (las menos productivas) las más perjudicadas por el incremento de costes al que se enfrentarían.

Podemos también propone otras grandes medidas intervencionistas en estas elecciones, como la prohibición de que fondos de inversión y extranjeros puedan comprar vivienda en Europa, más impuestos a la banca y a las grandes fortunas o una renta mínima de 750 euros por persona.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios