PESE A LOS DESMENTIDOS OFICIALES

Citigroup insiste: "España será rescatada en 2012"

El economista jefe de Citi, Willem Buiter, da por hecho que España necesitará algún tipo de rescate internacional este año.

LIBRE MERCADO

Todo indica que la crisis de deuda pública ha regresado a España tras los meses de calma que otorgó el Banco Central Europeo (BCE) desde el pasado diciembre, después de sus inyecciones extraordinarias de liquidez a la banca europea. La semana pasada, el economista jefe de Citi, Willem Buiter, se mostró escéptico sobre la salud financiera de la zona euro y aseguró que "España está más cerca que nunca del impago".

Desde entonces, se ha reproducido la polémica sobre si España necesita o no un rescate internacional. El martes, fuentes comunitarias advertían de la necesidad de que España acuda al Fondo de rescate europeo para cubrir el agujero de la banca española, que el Ejecutivo estima en unos 52.000 millones de euros extra para sanear activos inmobiliarios tóxicos. Pero poco después de que esta información fuera difundida, tanto Moncloa como Bruselas desmintieron tal posibilidad.

Pese a ello, Buiter insiste de nuevo en el diagnóstico. En un nuevo informe, el economista jefe del gigante financiero estadounidense advierte de que España precisará algún tipo de rescate internacional este mismo año: "Es probable que España sea empujada a adoptar algún tipo de programa de la troika -CE, BCE y FMI- durante 2012, posiblemente por la pérdida de acceso a la financiación de los mercados en condiciones asequibles". Y ello, a condición de mantener o extender la ayuda financiera que otorga el BCE a la banca española.

Buiter recuerda que los bancos españoles son, en estos momentos, gracias al dinero barato del BCE, los principales compradores de las nuevas emisiones de deuda pública del Tesoro. El analista concluye que el Fondo de rescate europeo podría resultar incluso insuficiente para cubrir por completo las necesidades financieras de España y, al mismo tiempo, "dejar munición" para hacer frente a otras posibles situaciones de emergencia soberana -en referencia a Italia o segundos planes de rescate-, por lo que sería preciso extender la ayuda que presta el BCE al sistema financiero español. El analista prevé, así, una combinación de ambos mecanismos: rescate de la troika y financiación extra del BCE.

Si bien Buiter admite que España aún puede evitar la reestructuracion de su deuda pública, mediante ambiciosos ajustes fiscales y reformas estructurales, insiste en el riesgo de que "el Gobierno español no tenga recursos suficientes para recapitalizar adecuadamente su sistema bancario".

Para llegar a estas conclusiones, Buiter enfatiza, entre otros, los siguientes factores de riesgo:

  • Las finanzas públicas de España son peores de las declaradas oficialmente. Ya se han producido revisiones al alza del nivel de deuda con respecto al PIB, y la cifra podría aumentar hasta un 90% del PIB cuando se sumen todas las categorías de deuda pública.
  • La economía española puede caer este año más de lo previsto oficialmente (-1,7%), lo cual agravará la situación de las finanzas públicas.
  • La situación del sector financiero es negativa debido al gran apalancamiento de familias y empresas.
  • El nuevo Gobierno ha retrasado las reformas demasiado tiempo.
  • Rajoy elevó el objetivo de déficit público para 2012 de forma unilateral.
  • La caída de precios inmobiliarios aún no ha terminado.
  • Los problemas de gasto en las CCAA son graves y el Gobierno central no puede controlarlos.
Acceda a los 8 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular