Implicaciones de una sentencia histórica

El TC alemán modifica cuatro puntos clave del Fondo de Rescate

El Tribunal Constitucional germano avala la legalidad del Fondo permanente, pero limita su tamaño y otorga a Berlín plena capacidad de veto.

Los jueces del Tribunal Constitucional alemán esta mañana | Efe

Toda Europa, especialmente Alemania y España, estaban pendientes de la histórica sentencia del Tribunal Constitucional (TC) alemán acerca de la legalidad o no del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM, por sus siglas en inglés), ya que de su decisión dependía en gran medida la actual estrategia de rescates soberanos y bancarios iniciada tras el estallido de la crisis del euro en 2010.

Finalmente, la UE ha respirado aliviada tras conocerse este miércoles que el tribunal ha autorizado la participación de Alemania en el ESM. Sin embargo, el fallo impone ciertas condiciones que cambian algunos aspectos clave del citado mecanismo de rescate.

¿Qué es el ESM?

El fondo de rescate permanente debería estar plenamente activo, como muy tarde, antes de mediados de 2013 y viene a sustituir al Fondo temporal (EFSF, por sus siglas en inglés) vigente a día de hoy. Contará con una capital inicial de 700.000 millones de euros, aunque su capacidad de préstamo tan sólo asciende a 500.000 millones para, así, poder mantener la máxima calificación crediticia (rating triple A), algo esencial para que funcione correctamente. Alemania es el principal contribuyente del ESM, con casi el 27% del capital total -entre efectivo y avales-, con lo que aporta cerca de 190.000 millones de euros.

Las nuevas condiciones del TC

La máxima autoridad judicial germana autoriza la participación de Alemania en el Fondo y, de este modo, permite su ratificación y consiguiente puesta en marcha, pero establece una serie de condiciones clave.

1. Cantidad limitada:

En primer lugar, el TC establece un tope sobre la cuantía del Fondo, ya que impone la necesidad de someter a la aprobación del Bundestag (Parlamento alemán) cualquier participación de Alemania que exceda de los 190.000 millones que inicialmente aporta Berlín.

La actual capacidad de préstamo del ESM asciende a 500.000 millones de euros, una cantidad que resultaría insuficiente en caso de que España e Italia precisen un rescate total al estilo de Grecia, Irlanda y Portugal. Así pues, cualquier ampliación del Fondo necesitará la aprobación del Bundestag y, por tanto, de los partidos de la oposición alemana, no sólo de la coalición de gobierno de Merkel. De este modo, el fallo limita uno de los aspectos más polémicos del ESM: su tratado fundacional (artículo 10) otorga a la junta de gobernadores del fondo autoridad plena para ampliar el capital inicial de 700.000 millones de euros.

Pese a ello, esta decisión podría verse compensada mediante el nuevo programa de compra de deuda soberana del Banco Central Europeo (BCE) aprobada la semana pasada. Dicho de otro modo, si el ESM es insuficiente, la nueva potencia de fuego del BCE podría complementar el rescate financiero de otros países en problemas. El ESM puede comprar deuda pública en el mercado primario -directamente a los estados- y el BCE en el secundario (bonos en circulación). Además, la intención de Bruselas es combinar al mismo tiempo el ESM y los fondos del EFSF aún disponibles -unos 150.000 millones de euros-, con lo que ambos mecanismos podrían prestar conjuntamente cerca de 700.000 millones.

2. Refuerza la capacidad de veto de Alemania:

El fallo también refuerza el veto efectivo del Bundestag sobre la activación del ESM. Esto significa que si un país decide pedir ayuda, la aprobación del rescate dependerá en última instancia del Parlamento germano y no sólo del Gobierno de Berlín. Hasta ahora, los gobiernos sólo estaban obligados a informar a sus respectivos parlamentos para efectuar los pagos, sin necesidad de una aprobación explícita; el consejo de gobierno del ESM también podía conceder préstamos inmediatos bajo la mera recomendación del BCE o de la Comisión Europea.

Por otro lado, la decisión del TC también implica, de forma indirecta, que el Bundestag determinará si un país puede o no beneficiarse de la compra de bonos del BCE. No en vano, cabe recordar que para que la entidad monetaria adquiera bonos, el país en cuestión debe pedir antes ayuda a los fondos de rescate. Por último, Alemania podría decidir en cualquier momento dar por finalizada su participación en el ESM, según el documento.

3. Niega la posibilidad de licencia bancaria:

Otro de los aspectos relevantes de la sentencia es el rechazo explícito a la posibilidad de que el ESM cuente con una ficha bancaria para poder pedir dinero al BCE y, de este modo, aumentar su capacidad crediticia. Dado que el ESM carece de tamaño suficiente para acometer el rescate de grandes países en problemas, en Bruselas se lleva tiempo discutiendo la posibilidad de que el BCE le preste dinero, permitiendo que el Fondo se convierta en una especie de banco.

El TC, sin embargo, rechaza esta opción tras recordar, una vez más, que el endeudamiento del ESM a través del BCE es incompatible con el Derecho Comunitario. El BCE no puede prestar directamente dinero a los estados, ni de forma individual ni conjunta (ESM). Pero, una vez más, esta limitación quedaría descafeinada tras el nuevo programa de compras "ilimitadas" que ha impulsado Draghi.

4. Transparencia:

Obliga a Berlín a mantener informados al Parlamento y al Senado alemanes sobre todas las decisiones que se adopten en el seno del ESM, reforzando así su transparencia. Este punto modifica otro aspecto polémico del Fondo, ya que su tratado fundacional consagra la confidencialidad de las decisiones y deliberaciones de sus órganos directivos.

Posibles implicaciones

Algunos de estos cambios podrían implicar la necesidad de modificar el tratado fundacional del ESM y, por tanto, retrasar su puesta en marcha, según Guntram B. Wolff, analista del influyente think tank Bruegel, que dirige el expresidente del BCE Jean Claude Trichet. Sin embargo, los analistas del think tank Open Europe avanzan que Berlín podría introducir los cambios necesarios en la legislación germana por la vía urgente para así activar cuanto antes el Fondo. En cualquier caso, "se trata nuevamente de un problema menor", ya que las compras del BCE pueden ser activadas en cualquier momento usando el EFSF, añaden.

Ahora bien, falta que el TC se pronuncie sobre la legalidad o no de dichas compras tras las duras críticas que han levantado en Alemania. Dicha resolución se prevé para finales de año o principios del próximo. En este sentido, los analistas de Barclays avisan del escaso apoyo que ha mostrado el tribunal hacia las compras de deuda del BCE, al recordar en varias ocasiones que, según los tratados de la Unión Europea (UE), está prohibido que la entidad monetaria financie los déficits de los gobiernos.

Lo más popular