Se acaba el año, pero no el despilfarro

La Junta de Andalucía sigue concediendo generosas subvenciones a UGT a pesar del escándalo de los ERE y las facturas falsas.

"Austeridad" es una de las palabras más utilizadas por Mariano Rajoy (en la imagen) en sus comparecencias. | Archivo
24
comentarios
Relacionado
DIEGO SÁNCHEZ DE LA CRUZ

La Crónica del Despilfarro recoge puntualmente importantes ejemplos de mala gestión del dinero público en España. Se trata de poner luz y taquígrafos en el manejo de los presupuestos, para así poner en evidencia que, más que un Estado del Bienestar, vivimos en un Bienestar del Estado. Las líneas que siguen así lo confirman.

Sueldos dorados

Más de 3.300 empleados de las empresas públicas tienen un sueldo anual de más de 90.000 euros. Para poner en perspectiva esta cifra, tengamos en cuenta que el presidente del Gobierno se embolsa anualmente 75.000 euros. Ésta es una de las escandalosas conclusiones de un informe que el Tribunal de Cuentas ha remitido al Congreso de los Diputados.

Según dicho organismo, hay cinco entes dependientes de las Administraciones que no tienen actividad, pero mantienen más consejeros que plantilla. Retomando la cuestión de los salarios, se ubica a casi 11.700 trabajadores de empresas públicas que ganan entre 54.000 y 90.000 euros al año. El cálculo del Tribunal de Cuentas cifra en más de 5.000 millones el coste de mantener a 190.000 trabajadores en este ámbito laboral de las Administraciones. El sueldo medio que manejan es de 33.600 euros frente a los 22.800 euros que cobran, de media, el resto de trabajadores (incluyendo empleados ordinarios del sector público y trabajadores del sector privado).

Un caso especialmente llamativo es el de la empresa Rumasa S.A. Se creó tras la expropiación del imperio del empresario Ruiz Mateos, en la primera mitad de los 80. Hoy, se dedica a "la gestión del archivo de documentación de ese proceso", al "seguimiento de procedimientos judiciales abiertos" y, atención, a la "realización de inversiones en deuda pública, que a finales de 2011 presentaban un saldo de 151 millones de euros".

En Rumasa S.A. hay nueve empleados que cobran de media 66.000 euros. Eso sí, el Consejo de Administración tiene a doce individuos en nómina, con un reparto de dietas que asciende anualmente a los 117.000 euros. Para 2011, la entidad registró pérdidas de 1,5 millones de euros.

Hacienda se retrasa

Los datos de la Agencia Tributaria publicados a finales de octubre son claros:

  • Se presentaron 14,8 millones de declaraciones de IRPF con derecho a devoluciones.
  • Hacienda ha abonado esos pagos al 92% de quienes lo han solicitado.
  • Esto significa que 13,6 millones de contribuyentes sí han recibido esta transferencia, pero también señala que alrededor de un millón sigue esperando.
  • Si el importe por devolver es de casi 10.900 millones y se han pagado alrededor de 9.300 millones hasta la fecha, vemos que Hacienda aún no ha devuelto más de 1.000 millones de euros.

De nuevo, el maquillaje estadístico de Hacienda tiene un impacto preocupante en el bolsillo de los contribuyentes.

Más subvenciones

Las subvenciones siguen aumentando en Cataluña. Si en septiembre de 2012 alcanzaban los 458 millones, en 2013 ya hablamos de 473 millones… y subiendo. Por otro lado, los consumos intermedios también crecen de 3.421 a 3.557 millones, tal y como desvelan las cifras de la Intervención General del Estado.

Todo esto en el marco de una Administración que gasta 33.000 millones de euros al año frente a los 17.000 de la Comunidad de Madrid. Y no olvidemos que, entre 2012 y 2013, Cataluña ha recibido ayudas del Gobierno central por valor de 29.000 millones de euros, considerando el Fondo de Liquidez Autonómica y los fondos de pago a proveedores.

Así las cosas, no extraña que cumplir el objetivo de déficit parezca imposible. En septiembre, la Generalidad ya acumulaba un desfase del 1,38% del PIB, cuando el objetivo para todo el año sube al 1,58%. Para colmo, en 2014 entrarán en vigor 30 nuevas tasas e impuestos, consolidando a Cataluña como el infierno fiscal español por excelencia. Un ejemplo de estos nuevos gravámenes: tasa a los operadores de ADSL para financiar el cine catalán.

"Sensibilización"

El Boletín Oficial del Estado revela que el Gobierno de España ha separado una partida de 2,5 millones de euros para financiar una campaña que "sensibilice a la población acerca del problema del paro en España, especialmente en el ámbito juvenil". La promoción busca destacar "las medidas realizadas por el Ejecutivo para luchar contra el desempleo".

La campaña que pagarán los contribuyentes deberá "destacar las grandes reformas, la consolidación fiscal, la reestructuración del sistema financiero, la creación de empleo…". Eso sí, también será necesario "tener en cuenta el contexto actual" y mostrar "sensibilidad" ante el problema del paro.

Ayudas para UGT

Pese a los diferentes escándalos que rodean al sindicato, el Gobierno de Susana Díaz sigue concediendo dinero público a la Unión General de Trabajadores. El sindicato vinculado al PSOE se llevará 6,5 millones de euros para "ayudar a que personas desempleadas encuentren trabajo". Esta subvención también ha sido concedida a Cruz Roja, si bien el sindicato se lleva catorce veces más dinero que dicha institución benéfica.

Este año, la Junta ha repartido 50 millones de euros para este concepto. Si sumamos todas las Cámaras de Comercio de la región, comprobamos de nuevo el agravio comparativo, pues han recibido ocho veces menos dinero que UGT. Mientras tanto, Andalucía sigue sufriendo una sangría laboral dramática, con niveles de paro alarmantes.

En Libre Mercado

    Lo más popular