Menú

La última baza de Madrid: le envía una carta a Montoro

La Comunidad de Madrid le ha enviado a Hacienda una misiva en la que propone que el Estado también asuma los intereses de las CCAA no rescatadas.

2
La Comunidad de Madrid le ha enviado a Hacienda una misiva en la que propone que el Estado también asuma los intereses de las CCAA no rescatadas.

"Querido ministro. Partiendo de la información que está apareciendo en la prensa y de la escasísima información que se recibe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, parece ser que se pretende realizar por la Administración del Estado la siguiente propuesta...". Así comenzaba la carta que el Consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, envió ayer lunes a Cristóbal Montoro, a pocas horas del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

La polémica está servida en un Consejo que ha enfrentado al Ministerio de Hacienda con las regiones que sí han alcanzado los objetivos de estabilidad presupuestaria debido a que el departamento de Montoro planea beneficiar aún más a las regiones rescatadas. Aunque hoy se conocerán los detalles del plan, y todo apunta a que sus líneas maestras no van a gustar nada a las regiones cumplidoras, la Comunidad de Madrid ha jugado su última baza en forma de carta para evitar el enfrentamiento directo con Montoro esta tarde. Otras comunidades del PP, como Castilla y León, Galicia y Aragón, también han criticado abiertamente que se las discrimine.

En la misiva, a la que ha tenido acceso Libre Mercado, Madrid muestra su preocupación por que el Gobierno elimine "mediante subveción" los intereses de la deuda que las autonomías han adquirido con el Estado desde 2012 a través del FLA. Aunque en el Consejo de Ministros del pasado viernes, Montoro aseguró que sólo dejaría a cero el coste de los futuros intereses de la deuda nueva de las regiones, todo apunta a que además, la medida tendrá carácter retroactivo.

Cataluña, la más beneficiada

De ser así, Cataluña, la región que más dinero le debe al Estado Español, sería la más beneficiada por el nuevo proyecto del Gobierno. Y es que España es el acreedor del 50% de la deuda que ha generado el Gobierno catalán en los últimos años: unos 32.600 millones de euros.

A la comunidad autónoma más deudora con el Estado le sigue Valencia, con 20.000 millones de euros, y a esta, Andalucía, con 15.000 millones. Estas tres regiones concentran más del 80% de los recursos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que asciende a 80.000 millones de euros.

Madrid ha criticado por escrito a las comunidades que no hayan tenido que acudir al FLA para financiarse y lo hayan hecho en los mercados, sólo les proporcione interés cero para las operaciones nuevas de 2015, 2016 y 2017. Además, Ossorio asegura que "no queda claro si estas operaciones abarcan las amortizaciones o también deuda nueva".

Esta propuesta "es absolutamente perjudicial para las comunidades solventes que han hecho esfuerzos de austeridad, que han controlado la deuda pública, que se han esforzado en cumplir los objetivos de estabilidad y que han tenido solvencia financiera en los años más duros de la crisis, prestando un gran servicio a las cuentas públicas españolas", denuncia Ossorio.

Que el Estado asuma sus intereses

Ante este agravio, el consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, le ha pedido a Montoro varias nuevas propuestas para equiparar las condiciones de financiación de todas las autonomías. Las sugerencias de Madrid van en la línea de que sea el Estado el que asuma el coste de estos desequilibrios:

  • Intereses pasados: que el Estado asuma los intereses que las regiones no rescatadas obtuvieron en el mercado durante 2012, 2013 y 2014.
  • Plan de Pago a Proveedores: que el Gobierno subvencione los tipos de los créditos tomados para referenciar el Plan de Pago a Proveedores, en igualdad con las comunidades incumplidoras.
  • Seguirán en los mercados: para las operaciones futuras, rechazan que el Estado perdone los intereses porque las comunidades cumplidoras "seguirán endeudándose por ellas mismas en los mercados manteniendo la solvencia y para poder emitir sin el sobrecoste que existiría de acudir al mecanismo. Eso sí, para estar en igualdad de condiciones, piden al Estado que asuma la diferencia entre los intereses del Tesoro y el cero aplicado a las CCAA rescatadas.
  • Sin condiciones: que las comunidades no adheridas al FLA, "no estén sujetas a ningún tipo de condicionalidad como consecuencia de nuestra acreditada solvencia financiera, para que sigamos manteniendo el futuro y para que no se nos perjudique otra vez en el contexto del nuevo privilegio concedido a las comunidades que han incumplido más los objetivos y generando más deuda pública".

Por el contrario, si Montoro no admite las propuestas de Madrid "y quiere seguir beneficiando a las comunidades que peor han cumplido", Ossorio ha exigido la reforma inmediata del sistema de financiación autonómico y la aportación de los 2.000 millones de euros de los que dispone Hacienda para ponerlo en marcha.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios