Menú

El Gobierno estudia bajar los impuestos a los carburantes y luego subirlos todavía más

El Gobierno decide ahora cómo bajar la fiscalidad de los carburantes, pero a principios de este mes llegaba a Hacienda la propuesta contraria.

El Gobierno decide ahora cómo bajar la fiscalidad de los carburantes, pero a principios de este mes llegaba a Hacienda la propuesta contraria.
Pedro Sánchez y María Jesús Montero | EFE | Cordon Press

La gasolina y el diésel han alcanzado los precios más elevados desde que hay registros, superando los 2 euros el litro en algunas autonomías y golpeando severamente el bolsillo de los conductores.

A pesar de la larga lista de medidas y bajadas fiscales que han puesto en marcha los países europeos, en España, particulares y empresas siguen esperando al Gobierno. Hasta ahora, el Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha limitado a prometer que va a bajar el precio de los combustibles, pero sigue sin concretar cuál será la fórmula con la que va a llevar a cabo la rebaja (llevan varios días deslizando que será la fiscal) y, lo más importante, si se beneficiarán de ella todos los conductores.

Desde el Gobierno, achacan la crisis energética a la invasión rusa de Ucrania, y aunque no cabe duda de que la guerra ha agravado la situación, hay que tener en cuenta que las causas vienen de muy atrás. La prueba está en que los precios de la luz, el gas y el petróleo llevan más de un año desbocados.

La mitad del precio de la gasolina son impuestos

Además, en el caso de los carburantes, el peso del Estado en la factura es tan elevado, que casi el 50% del precio que paga el consumidor final son impuestos (un 47% en el caso de la gasolina y un 43% en el caso del diésel).

En los siguientes gráficos facilitados por la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) puede verse el desglose de los precios de la gasolina y el gasóleo con los datos de febrero. Vemos que casi la mitad del recibo corresponde al IVA y al Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, los dos grandes impuestos que soportan las gasolinas. Por eso, es un error pensar que, cuando suben los carburantes, son las petroleras las principales beneficiadas de este encarecimiento: el principal ganador es el Estado.

impuestos-gasolina.jpg

Según los últimos datos de la Agencia Tributaria relativos a 2021, la recaudación del Estado por el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos fue de 11.492 millones de euros frente a los 10.326 millones recaudados en 2020. La Agencia Tributaria no dispone de datos oficiales sobre cuánto recauda Hacienda por el IVA de los combustibles, aunque la AOP calculó en 2020 que los ingresos del Estado por este IVA fueron de 5.518 millones. Teniendo en cuenta que 2020 fue el año de la pandemia, en 2021, esas cifras estarían considerablemente por encima. Por tanto, los ingresos del Estado por los combustibles se acercarían a los 20.000 millones de euros al año.

Subir los carburantes, encima de la mesa de Hacienda

Resulta llamativo que, mientras el Gobierno decide la fórmula para bajar ahora la fiscalidad de los carburantes, a principios de este mes, llegase a la mesa de Hacienda la propuesta contraria. Y es que, el "Comité expertos" elegidos por María Jesús Montero plantea en su "Libro Blanco" un golpe sin precedentes al bolsillo de los conductores de vehículos de combustión.

Estos economistas instan al Gobierno a igualar "la fiscalidad de diésel y la gasolina de automoción", es decir, subir los impuestos al diésel. Pero no se quedan ahí porque plantean un "aumento general de la fiscalidad de hidrocarburos" con "la creación de un impuesto sobre emisiones de CO2", que también afectaría a la gasolina. También quieren elevar el Impuesto de Matriculación con el objetivo de "penalizar a las tecnologías más contaminantes" porque "hay una situación muy seria de riesgo climático", señaló su presidente.

Hacienda siempre destaca que su único compromiso con este grupo de economistas es el de estudiar sus propuestas (no aplicarlas), aunque también es cierto que con Bruselas se comprometió al "hito" de seguir "las recomendaciones del Comité de expertos", por lo que va a llevar a cabo muchas de sus medidas (para eso ha creado el comité).

Sea como fuere, lo único que es seguro es que Hacienda va a valorar subir los carburantes en la reforma fiscal que podría empezar en 2023 y que se trata de una de las propuestas de los expertos con la que más familiarizado está el Gobierno, porque, de hecho, ya ha intentado subir antes el diésel. En 2019, el Ejecutivo de Sánchez intentó colar la subida del diésel en el borrador de los fallidos PGE para recaudar 670 millones de euros.

Si tenemos en cuenta que, en la presentación del "Libro Blanco" de hace unas semanas los expertos consideraron la subida de la fiscalidad de los carburantes como prioritaria y que el PSOE lleva demonizando a los carburantes desde su llegada a Moncloa, ya tenemos más pistas de lo que va a ocurrir en los próximos años.

¿Bajar el IVA o Hidrocarburos?

El Impuesto Especial sobre Hidrocarburos se aplica a cada litro de combustible, mientras que el IVA de la gasolina es del 21% y se aplica sobre el precio final. Pero, ¿cuál de estos dos tributos bajará el Gobierno? Fuentes de Hacienda aseguran a este periódico que Bruselas no permite bajar el IVA de los combustibles porque "la directiva te dice qué bienes y productos pueden aplicar tipos reducidos y ahí no figuran los carburantes" aseguran. Eso sí, en el departamento de María Jesús Montero no descartan que en el contexto actual, la Comisión Europea pueda aceptar una rebaja (¿por qué no supresión?) del IVA. De hecho, Polonia ya lo ha bajado.

gasoleo.jpg

Si el Gobierno se decantará por rebajar el Impuesto de Hidrocarburos, también tendría limitaciones, según informan fuentes petroleras, "aunque aquí el Gobierno tiene margen automático para bajar los impuestos sin el permiso de Bruselas", señalan. En la siguiente tabla, se observan los límites de la directiva europea para el Impuesto Especial de la gasolina y diésel. España está por encima. También existe la posibilidad de que el Ejecutivo socialista se decante por subvenciones a los conductores en lugar de bajadas fiscales, lo que probablemente reduciría considerablemente el número de beneficiados.

¿Cómo bajará el Gobierno los impuestos?

Por tanto, vemos que el Gobierno ha abierto la puerta a rebajar impuestos en medio de la tormenta inflacionaria y energética que está erosionando el poder adquisitivo de los consumidores y las empresas del país. Siguiendo la estela de Pedro Sánchez, esta semana, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también prometía un alivio fiscal sin especificar en qué partidas se llevaría a cabo cómo y si beneficiaría a todos los consumidores.

"Vamos a estudiar un paquete de medidas. Algunas de ellas pasarán por revisar a la baja la fiscalidad de algunos sectores o productos que estén claramente impactados por el incremento de la inflación y el otro caso pasa por regulación energética" respondía Montero cuando le preguntaban si el Gobierno estaría dispuesto a bajar el IVA de los carburantes del 21% al 10%.

Como la ministra de Hacienda no especificaba si la rebaja del combustible va a formar parte de ese "paquete de medidas", los periodistas volvían a insistir en sus preguntas. "Creo que he contestado. He contestado en relación a que los productos que están más impactados por la inflación tenemos que revisar su fiscalidad. Y con eso, avanzo bastante respecto a la actitud del Gobierno" respondió la socialista, en unas palabras que se han interpretado por lo que por unanimidad como que el Ejecutivo ya estaría estudiando la anhelada rebaja de los carburantes.

Eso sí, los conductores tendrán que esperar, porque no será hasta que pase la cumbre del 24 y 25 de marzo, que tendrán los gobiernos europeos en Bruselas, cuando Sánchez tome una decisión. El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se marcaba el día 29 de marzo en el calendario para anunciar el plan con el que, además de los combustibles, también bajarán el precio del gas y la electricidad. La fórmula es un misterio.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador