Menú

Madrid ahorra más de 6.000 euros por habitante en deuda pública y paga menos intereses que el Estado

Las obligaciones del Estado saltarían del 118% al 143% del PIB si Madrid tuviese un endeudamiento similar al resto de CCAA.

Madrid ahorra más de 6.000 euros por habitante en deuda pública y paga menos intereses que el Estado
Javier Fernández Lasquetty, consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid | EFE

El gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha cerrado una emisión de deuda por valor de 1.400 millones de euros. El "bono verde" se cerró con un cupón del 1,723% y un plazo de vencimiento de diez años. Por lo tanto, se da la circunstancia de que el gobierno de Ayuso se está financiando más barato que el de Sánchez en los mercados, puesto que el último título de este tipo negociado por el Tesoro nacional se cerró con el pago de un interés del 1,725%. Esta situación no es del todo inédita, pero sí muy poco habitual, puesto que los gobiernos regionales y locales suelen enfrentar un pago de intereses siempre y en todo caso superior al pago exigido al Ejecutivo nacional.

La noticia de las ventajosas condiciones financieras que ha disfrutado Madrid en esta última subasta está directamente relacionada con los dos indicadores de referencia para medir la buena o mala salud fiscal de las Administraciones Públicas: por un lado, el stock de deuda más reducido de todas las comunidades autónomas; por otro lado, el ritmo de crecimiento económico más acelerado del país.

La primera de estas dos variables, referida al volumen de deuda pública regional, presenta en Madrid un acumulado del 14,8% del PIB autonómico, de acuerdo con el último boletín del Banco de España. Por lo tanto, Madrid es la comunidad autónoma con menos endeudamiento, situándose once puntos por debajo de la media nacional.

En este sentido, resulta muy importante recalcar que Madrid no solo tiene un stock de deuda claramente inferior a la del resto de comunidades autónomas, sino que, además, ha logrado recortar sus pasivos en 191,8 millones de euros a lo largo del pasado año. Esto significa que Madrid tiene un buen desempeño, no solo en términos relativos, sino también a partir de un cálculo absoluto.

¿Qué ocurriría, entonces, si Madrid no fuese una comunidad austera y, en vez de registrar un volumen de deuda reducido y menguante, tuviese un nivel de obligaciones comparable al de las demás comunidades autónomas? En esencia, que la deuda pública del conjunto del Estado no sería del 118%, sino del 143% del PIB. Medido en términos per cápita, esto significa que la deuda media por habitante subiría de 30.200 a 36.600 euros de no ser por el comportamiento prudente del gobierno autonómico que preside Ayuso. Por tanto, la política fiscal de Madrid ahorra el equivalente de 6.000 euros de obligaciones financieras adicionales a cada ciudadano español, sea este residente o no en dicha autonomía.

La segunda de estas variables también es importante, puesto que el ritmo de crecimiento de la economía favorece la reducción del ratio deuda/PIB y facilita la devolución de las obligaciones contraídas. En este sentido, no hay que olvidar que el crecimiento de Madrid durante el conjunto del pasado año fue del 6,5%, lo que supone un avance casi un 20% mayor que el conjunto de la economía española.

Temas

En Libre Mercado