Menú

El ala económica del Gobierno declara la guerra al INE y al Banco de España en pleno asalto al PIB

El Ejecutivo carga contra las instituciones que le evalúan y busca nuevas variables para vender una recuperación que el PIB tradicional no refleja.

El Ejecutivo carga contra las instituciones que le evalúan y busca nuevas variables para vender una recuperación que el PIB tradicional no refleja.
Nadia Calviño, Yolanda Díaz, José Luis Escrivá y Hernández de Cos | EFE

El ala económica del Gobierno ha recrudecido la guerra contra las instituciones que se encargan de evaluar su desempeño. No es nada habitual que los gobernantes de turno se dediquen a atacar la reputación de estos organismos, pero la campaña de desprestigio que ha emprendido el Ejecutivo de Sánchez contra el INE y al Banco de España cada vez es más evidente.

La semana pasada, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, cargaba contra el Banco de España por pedir un pacto de rentas para pensionistas y funcionarios desaconsejando que sus prestaciones y sueldos vayan a ser revalorizados con la inflación (que actualmente roza el 9%). "Me preocupa que el Gobernador del Banco de España parece desconocer que la mayor parte de los pensionistas en nuestro país no alcanzan una renta de 1.000 euros. Por tanto, la reformulación que él ha hecho de no revalorizar las pensiones con el IPC real, como va a hacer este Gobierno, me parecen de máxima gravedad. Insisto, miren ustedes los datos y comprobarán que las pensiones máximas son una extraordinaria excepción en nuestro país" espetó Yolanda Díaz.

Hay que recordar que las pensiones españolas son de las más generosas del mundo. El Gobierno ha prometido a los jubilados que actualizará sus prestaciones con la inflación de 2022, aunque se desconoce la cifra. Por ejemplo, si el IPC cerrase este año en el 6,8%, la revalorización de las pensiones tendrá un coste de 10.000 millones para el erario público. El Banco de España considera que la indexación podría contribuir a generar la temida espiral inflacionista precios-salarios, y por eso, lo desaprueba.

"Correr a gorrazos" a Hernández de Cos

Pero esto no es lo único que ha enfadado a la ministra comunista. Yolanda Díaz se ha mostrado especialmente ofendida con otra advertencia del organismo que dirige Pablo Hernández de Cos. En su Informe Anual de 2021, el Banco de España reconocía que "la reducción de la temporalidad" que está vendiendo a bombo y platillo el Gobierno "podría provenir tanto de la sustitución de empleo temporal por fijo como de la destrucción de empleo temporal".

Es decir, con reforma laboral del Ejecutivo de Sánchez, o los empresarios no están haciendo contratos temporales o estarían cambiando su formato por el de los contratos fijos (sin embargo, los empleados estarían trabajando lo mismo). Por tanto, como hemos explicado en Libre Mercado, el supuesto aumento de la estabilidad del mercado laboral no sería tal.

"Me preocupan las declaraciones del Gobernador del Banco de España porque parece desconocer lo que es un contrato de trabajo con el empleo, y esto es muy grave en una persona con la responsabilidad del Gobernador del Banco de España" aseguraba hace unos días Yolanda Díaz intentando echar por tierra a Pablo Hernández de Cos. "Ha demostrado un profundo desconocimiento, una confusión, entre lo que es la contratación, que es de calidad en este momento, y el empleo" insistió la ministra.

Esta no es la primera vez que un miembro de Podemos profiere ataques contra el Banco de España. Cabe recordar cuando el portavoz adjunto de Podemos, Rafael Mayoral, tachó de "impresentable" al Gobernador por el informe en el que su institución confirmaba la pérdida de puestos de trabajo por la última subida del Salario Mínimo: "Habría que correrlo a gorrazos por impresentable" llegó a decir Mayoral.

El mismo informe que ha criticado Díaz tampoco ha gustado nada al ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que ha criticado "la falta de sofisticación" del análisis que hace el Banco de España sobre el sistema de pensiones, desacreditando las soluciones aportadas por la institución porque "tienden a fallar" afirma Escrivá.

Ataques al INE y asalto del PIB

Otra institución oficial contra la que han cargado recientemente los miembros económicos del Gobierno ha sido el Instituto Nacional de Estadística (INE). El INE ha tumbado la gestión económica de Sánchez y ha hecho trizas sus previsiones económicas en reiteradas ocasiones, lo que ha llevado al Ejecutivo a sacarse de la manga un indicador nuevo para vender una recuperación que el PIB tradicional no refleja: un PIB diario.

"El PIB es un indicador muy importante, pero tiene dos carencias principales: por una parte, no refleja adecuadamente factores clave de progreso económico, por ejemplo, sobre el medioambiente, la digitalización y la cohesión social. Por otra, tiene cierto retraso por su carácter trimestral" aseguraba Calviño en una entrevista en El País. "Por eso presento regularmente un cuadro de indicadores complementarios en el ámbito verde y digital y un indicador de actividad diario, que incorpora toda la estadística relevante que tenemos día a día" añadía la máxima autoridad económica del Ejecutivo.

Pero en lo que respecta a este asalto al PIB, el Gobierno no solo se conforma con el PIB diario antes mencionado, sino que está buscando otra nueva variable para medir la riqueza del país, pero que favorezca a su gestión económica. Así se desprende de la Proposición no de Ley que registró el PSOE el pasado 22 de marzo. Dentro de "los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030", los socialistas aseguran que "durante décadas, ha existido un consenso sobre la utilidad de Producto Interior Bruto (PIB) como medida óptima del crecimiento económico, pero cada vez hay más evidencias que ponen de manifiesto que el crecimiento económico de un país no es sinónimo de igualdad y de reparto equitativo de su riqueza". Por eso, y por muy insólito que parezca, quieren incluir "la economía de la felicidad, que cuestiona la riqueza como variable explicativa primordial del bienestar", en las actuales macromagnitudes.

"El PIB no es un instrumento perfecto, lo que no significa que haya que eliminarlo como indicador de crecimiento económico, sino que hay que revisarlo para convertirlo en una mejor métrica del tamaño real de la economía y complementarlo con indicadores sobre la distribución de los recursos, para evaluar si se hace en términos sostenibles y equitativos" insisten. Por ello, solicitan "al Instituto Nacional de Estadística el análisis de las iniciativas existentes en la actualidad con el enfoque "Más allá de PIB" y elaborar una propuesta para diseñar una iniciativa similar al caso español". En 2019, Iñigo Errejón también planteó en programa económico el enfoque "Más allá de PIB".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador