Menú

El recorte que nos ocultan: el Gobierno esconde sus planes con el período de cálculo de las pensiones

Mientras Bruselas da por hecho el cambio en las reglas que afectan a las prestaciones futuras, desde el Ministerio siguen sin aclarar nada.

Cuánto cobraré de pensión (y cuándo): las respuestas a las preguntas que siempre te hiciste Economía para quedarte sin amigos

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Mientras Bruselas da por hecho el cambio en las reglas que afectan a las prestaciones futuras, desde el Ministerio siguen sin aclarar nada.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en una imagen de archivo, en el Congreso de los diputados. | EFE

Cuanto más sabemos, menos comprendemos. Cada noticia sobre los planes del Gobierno respecto del período de cálculo de las pensiones añade confusión, no la mitiga. Es un tema clave y en el que tampoco debería haber tanto secretismo. La lógica nos dice que tendremos que ampliarlo porque es la reforma-recorte que más ayudaría a sostener financieramente el sistema. Pero la política nos señala hacia lo impopular de la medida. Llevamos ya al menos cuatro años mareando la perdiz. ¿Tiene entre sus planes el ministro José Luis Escrivá incrementar el número de años que se usan para calcular la base reguladora de la pensión? Ni siquiera pedimos saber el detalle exacto, pero sí al menos si es la opción que se está estudiando. Pues bien, ni siquiera eso. Es más, nos dicen una cosa y la contraria en la misma semana, casi en el mismo párrafo.

Por ejemplo, en los últimos siete días hemos tenido dos noticias sólo en apariencia contradictorias.

La primera llegó con la publicación por parte de la Comisión Europea del documento de trabajo del semestre europeo referido a la economía española (aquí el informe completo). No hay que avanzar mucho, en la página 10, en el capítulo introductorio con las grandes medidas, dentro del epígrafe (y esto es importante por lo que veremos a continuación) dedicado a "reforzar la sostenibilidad fiscal y reducir los desequilibrios macroeconómicos", los autores del informe apuntan:

...otras medidas están en camino de ser desarrolladas o adoptadas como parte del paquete de ayuda para lograr la sostenibilidad fiscal del sistema de pensiones. Entre estas se incluyen: medidas para alargar la edad efectiva de jubilación, incrementar la relación entre cotizaciones y derechos, reducir la brecha de género en pensiones, cambiar los incentivos tributarios, modificar el sistema de cotizaciones de los autónomos, extender el período de cálculo de las pensiones y un mecanismo de equidad intergeneracional.

Por qué marcamos en negrita esas palabras del anterior párrafo. Porque lo que llama la atención no es la medida en sí, de la que se ha hablado mucho. Sino que es la única que el Gobierno se resiste a reconocer. En lo demás, por ejemplo la reforma para los autónomos o la edad de jubilación, la postura oficial es que se trabaja en la dirección que dice Bruselas. Pero en el período de cálculo, que es lo más importante y lo que supondría un mayor recorte, se mantiene la confusión.

Los periodistas sentimos que nos encontramos en una especie de Día de la Marmota en este punto. Cada pocos meses se publica un documento que afirma que esta reforma está en marcha. Pero desde el Gobierno lo niegan. En pocas ocasiones ha sido más contundente el ministro Escrivá que cuando le han preguntado por esto. ¿Recuerdan su enfado por la famosa "cajita" que aseguraba que se había malinterpretado? Pues aquella frase, la de la cajita, era casi calcada a la de hace siete días.

Si es mentira, ¿por qué sigue apareciendo en los documentos oficiales? Y no documentos menores, sino en un informe de la Comisión. ¿Tanto cuesta llamar a Bruselas y decirles que se equivocaron, que no está en los planes del Gobierno extender el período de cálculo? De hecho, la versión oficial que el ministro sigue defendiendo en sus comparecencias públicas es que sólo se aplicaría esta medida a los trabajadores a los que beneficie. Es decir, que la confusión de los técnicos de la Comisión es enorme: piensan que estamos ante una reforma para recortar el gasto en pensiones... y Escrivá asegura a los españoles que en realidad lo incrementará, porque sólo se aplicará a aquellos trabajadores con carreras con lagunas de cotización.

¿Suena raro que le hayamos prometido a Bruselas subir el gasto y no bajarlo? ¿Y que se incluya una medida de incremento del gasto dentro del capítulo de consolidación fiscal? Sí, sería muy extraño. ¿Y que la Comisión siga manteniendo en todos y cada uno de sus documentos públicos que eso es mentira y que lo que prepara el Gobierno es un recorte? Pues también. Del mismo modo que es extraño que con todo lo enfático que ha sido el ministro de Seguridad Social con los periodistas que le han preguntado por el tema no haya tenido ni un minuto para dar un telefonazo a Bruselas y sacarles de su ¿error?

La otra opción, pensando mal, es que el Gobierno le ha dicho a Bruselas que lo hará pero al mismo tiempo no quiere reconocer en público lo que parece obvio: que sí ampliará de forma generalizada el período de calculo y que esto es un recorte de tomo y lomo. De hecho, es el principal recorte que todos los gobiernos han usado para reducir el gasto futuro en pensiones. En 2011 era la medida estrella en la reforma que aprobó el PSOE. Y aunque luego los titulares negativos se los llevaron el Factor de Sostenibilidad y el Índice de Revalorización de las pensiones que aprobó (aunque luego no aplicó) el PP, lo cierto es que nada ha hecho más por reducir el gasto (es decir, por recortar las pensiones futuras) que pasar el período de cálculo de los 15 a los 25 años.

El modelo "ideal"

Pero si esto ya era confuso, la comparecencia del secretario de Estado de la Seguridad Social, Israel Arroyo, en el Senado el pasado jueves añadió un poco más de incertidumbre (para el que esté muy interesado, aquí los audios, vídeos y transcripciones de la Comisión de Trabajo de ese día). Como era de esperar, salió el tema del período de cálculo. Y qué dijo el número 2 de Escrivá. Pues lo siguiente (es un textual un poco largo, pero nos ha parecido interesante recoger el párrafo completo para que quede claro que no exageramos cuando apuntamos que afirmó una cosa y la contraria en apenas unos segundos):

El hito [ampliar el período de cálculo] tiene que ver con la adaptación de la carrera de cotización a las nuevas realidades laborales y sociales. ¿Eso qué quiere decir? Quiere decir que, por desgracia, cada vez van a ser más frecuentes las carreras con interrupciones. Hay gente que va a pasar parte de su vida en paro, que va a tener una cotización más baja durante unas etapas porque se ha dedicado a cuidar a un menor o a un dependiente. Y el sistema de cálculo de la pensión que tenemos a día de hoy, donde se cogen los últimos años de cotización, a esas personas les perjudica mucho. Si a una persona, por ejemplo, que se viera afectada por la crisis de 2009 a 2014, que entrara en paro, que, a lo mejor, entró en un periodo de paro de larga duración, y que, finalmente, accedió a un trabajo donde ganaba un 30 o un 40 % menos de lo que ganaba antes, le coges los últimos años, le estás haciendo polvo. Porque, aunque haya cotizado mucho y lleve trabajando desde los 18 años, su pensión va a depender solo de lo que le haya pasado al final de su vida. Eso es jugar a los dados con la vida de la gente.

Si este sistema lo tuviéramos que diseñar hoy, si nosotros tuviéramos que diseñar hoy cuál es el mejor sistema para un país imaginario donde implantáramos un sistema de Seguridad Social, no sería este. Sería un sistema donde tendríamos más en cuenta cuánto ha cotizado una persona a lo largo de toda su vida. Esto no quiere decir que se vaya a extender el periodo de cómputo. Esto quiere decir que vamos a ir paulatinamente y con periodos transitorios, posiblemente, muy largos, a un modelo más parecido a ese modelo ideal que tenemos en mente. Como ya digo, con periodos transitorios, de manera que nadie de los que ahora mismo estén pensando en jubilarse o estén cerca de la edad de jubilación, se vea afectado. Pero un modelo que entendemos más justo. Eso no va a suponer una merma en la pensión. Todo lo contrario. Porque tiene que ir acompañado necesariamente de una mejora del mecanismo actual de integración de lagunas, que es exiguo.

Todo esto se tiene que negociar en la Mesa de diálogo social. Como entenderá usted perfectamente, esto es una tarea compleja y nos va a llevar su tiempo. ¿Creemos que vamos a cumplir el hito? Creemos que lo vamos a cumplir. Me parece que hay una base suficiente de confianza entre los miembros de la Mesa de diálogo social como para que seamos capaces de ponernos de acuerdo en esto. Porque en el fondo lo que estamos diciendo tiene mucho sentido y es muy justo. Les estamos ofreciendo a los trabajadores —o se les ofrecerá a los trabajadores, no a los de ahora, por desgracia, sino a los trabajadores del futuro, que son los que se beneficiarán de esto— un sistema más equitativo y más justo, en el que lo que finalmente perciban como pensión no dependerá tanto de la suerte o mala suerte que hayan tenido en sus últimos años, sino de cuál haya sido su esfuerzo contributivo a lo largo de toda su vida. Ese es un poco el modelo que nosotros tenemos en mente, que, con matices, de una u otra manera, ya existe en otros países de nuestro entorno, donde las carreras de cotización ya contemplan de una forma más integral la vida laboral con una perspectiva más larga. No se trata de otra cosa.

Otra vez el Gobierno dice que sí pero no: primero asegura que se va a avanzar hacia el "sistema ideal", que es el que tiene en cuenta toda la carrera laboral. Pero también que no supondrá "una merma" en la pensión. Pues entonces es que no se va a hacer. Porque el ejemplo que pone el secretario de Estado es cierto en teoría. Hay algunos trabajadores, muy pocos, a los que ampliar el período de cálculo les beneficia. Pero en la realidad, lo que ocurre es que al 90% (o más) les perjudica, porque casi todos cobramos un salario más alto con 50 años que con 30. Además, dos frases más tarde de decir que no se extenderá, insinúa que sí se hará, aunque con períodos transitorios muy largos para no perjudicar a nadie.

Esto de los períodos transitorios también es muy equívoco. Porque es verdad que la reforma de 2011 terminará de surtir efecto en 2027. Pero no es menos cierto que desde 2013 se empezaron a aplicar los recortes: no se pasa de 15 a 25 años de un día para otro. En 2013 ya contaban los últimos 16 años para el cálculo de la base, un año después eran 17, luego 18... Y en 2022 ya se había alcanzado todo el desarrollo de la reforma en este punto. ¿Período transitorio? Sí, pero no eterno ni especialmente largo.

Al final, en esta cuestión sólo hay tres opciones:

  1. La que todo el mundo, incluido Bruselas, cree que se terminará aplicando: una reforma similar a la de 2011, que amplíe el período de cálculo de 25 a 35 años (¿o a toda la carrera laboral). Quizás con algún elemento corrector para permitir excluir los peores años. Lo que haría este elemento corrector es que el recorte sea menor, pero habría recorte igualmente. Beneficiará a unos pocos y perjudicará a la gran mayoría.
  2. Lo que, cada vez que se le pregunta sobre el tema, Escrivá asegura que están estudiando en su departamento: un cambio que sólo afectaría a aquellos trabajadores a los que beneficia. Es decir, una subida del gasto en pensiones (y una subida importante).
  3. No hacer nada

Lo lógico es que nos veamos en el escenario 1. No es necesario conocer todos los detalles y es incluso comprensible, desde un punto de vista político, que el Gobierno no quiera el desgaste que acompaña a estas noticias. Pero hacer creer que sólo nos planteamos el escenario 2 tampoco parece correcto. Hace unas semanas, el ministro acusaba al Banco de España de ser "poco sofisticado" en sus análisis. ¿Es muy "sofisticado" lo que se está haciendo con el período de cálculo de la base? ¿Y mandar a Bruselas previsiones de gasto que incluyen reformas ya derogadas?

¿En qué momento desde el Ministerio de Seguridad Social nos aclararán la realidad? ¿Miente Bruselas o miente el ministro? ¿Qué quiere decir el secretario de Estado cuando dice que "no se va a extender" y que si se hace "no supondrá una merma", pero que tendrá un período de transición muy largo? Para qué es necesario un período de transición si no va a haber "merma". En resumen, que seguimos con el juego de la confusión para no reconocer los planes reales.

Temas

En Libre Mercado