Menú

Las pymes, con la soga al cuello: sus costes se han disparado un 24% y lo peor está por llegar

La subida en los costes de los factores de producción es aún más abultada que la de los precios finales que pagan los consumidores.

La subida en los costes de los factores de producción es aún más abultada que la de los precios finales que pagan los consumidores.
Las pymes lidian con un acelerado encarecimiento de sus costes | Alamy

Cuando pensamos en la inflación solemos ponernos en el lugar del consumidor que, en el momento de realizar una compra, constata que su dinero está perdiendo poder adquisitivo a marchas forzadas. Sin embargo, el precio más alto que pagamos en el momento de hacernos con un bien se explica por la escalada de costes que han enfrentado previamente quienes nos ofertan esas mercancías.

Por tanto, si queremos entender mejor lo que está pasando, debemos poner la mirada en el comportamiento exhibido por los precios de los factores de producción con los que las empresas generan esos bienes que, en última instancia, nos están resultando cada vez más caros. Ese es, de hecho, el propósito del último informe de la patronal de las pequeñas y medianas empresas, CEPYME.

La organización constata que, durante el segundo trimestre de 2022, los costes operativos de las pymes han subido un 24,4%. Conviene recordar que el Índice de Precios al Consumo abonado por los consumidores aumentó un 8,3% en abril, un 8,7% en mayo y un 10,2% en junio. Por tanto, las pequeñas y medianas empresas han venido haciendo un esfuerzo por limitar las subidas de precios, absorbiendo todo lo posible los incrementos que se han venido dando en el coste de sus factores de producción. Esto explica el diferencial entre la subida de los costes operativos, del 24,4%, y el aumento de los precios finales, que osciló entre el 8,3% y el 10,2% para el mismo periodo.

Si nos fijamos en los insumos, la subida de precios es escandalosamente elevada. Así, los bienes adquiridos para producir otros bienes se han disparado un 51,7% en el segundo trimestre de 2022. Igualmente escalofriante es la cifra que alude a los costes de los suministros de energía, donde la escalada ha sido del 113,7%. Los bienes intermedios han experimentado un crecimiento del 21,5%, mientras que los bienes de equipo se han encarecido en un 5,7%.

Alarmante aumento de la deuda empresarial

CEPYME recalca en su informe que lo peor está por llegar, puesto que los indicadores adelantados del tercer trimestre han exhibido un comportamiento aún más preocupante y las previsiones de otoño-invierno son nefastas. La patronal de las pymes alerta de que, ante la situación que se ha venido desarrollando, habrá más empresas que se vean obligadas a endeudarse para seguir operando.

Esta circunstancia resulta muy problemática, puesto que la tasa de endeudamiento de las pequeñas y medianas empresas españolas supera ya el 100% del patrimonio neto acumulado por estas sociedades. No solo eso: dicho ratio lleva cuatro trimestres al alza y ha aumentado un 12,7% durante los últimos doce meses. Y, no lo olvidemos, endeudarse será cada vez más complicado, puesto que los tipos de interés están siendo elevados para lidiar con la crisis inflacionista.

Ante estas circunstancias, CEPYME reclama al gobierno un plan de apoyo que reduzca los costes y ponga fin a las continuas subidas de impuestos, "que suponen un socavamiento general de nuestra percepción de España como un país estable para la inversión y la actividad empresarial".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios