Menú

CCOO y UGT se manifiestan contra la CEOE por la subida que no piden a Sánchez para los funcionarios

Los sindicatos de la izquierda protestan contra los empresarios mientras dan por bueno el empobrecimiento de muchos trabajadores públicos.

Los sindicatos de la izquierda protestan contra los empresarios mientras dan por bueno el empobrecimiento de muchos trabajadores públicos.
Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, este jueves 3 de octubre en Madrid. | Europa Press

CSIF acaba de dejar en ridículo a los dos grandes sindicatos de la izquierda española. CCOO y UGT se han manifestado contra la patronal CEOE para exigirle a todas las empresas la subida de los sueldos con la inflación. Y CSIF ha remitido un comunicado a sus afiliados recordándoles que justo esa subida es la que reclamó CSIF hace unas semanas al patrón de los funcionarios, que no es otro que el Gobierno, y tanto CCOO y UGT dejaron sólo y vendido a CSIF en la petición para permitir una escapatoria a Pedro Sánchez. Para colmo, la responsable de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha sumado a la defensa de las movilizaciones contra CEOE, pese a no pedir esa misma subida para sus propios empleados del Ministerio.

CSIF destaca en su nota que "CCOO y UGT reclaman a la patronal una subida salarial vinculada al IPC mientras en las Administraciones avalan un acuerdo que empobrece más a los empleados públicos" y recuerda que CSIF "seguirá reclamando una subida justa, mejora de condiciones laborales y suprimir la tasa de reposición para ampliar plantillas".

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado emitía su comunicado justo mientras los dos grandes sindicatos de izquierdas se manifestaban contra la patronal. Y en el texto recordaban que "CCOO y UGT mantienen una posición sindical incoherente e injusta para el colectivo de empleados públicos".

Ambas organizaciones salieron este pasado jueves a la calle para reclamar a la patronal una subida salarial con el fin de garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores privados. Sin embargo, en el ámbito de las administraciones públicas han avalado con su firma un acuerdo que no vincula los salarios de los funcionarios al IPC y que, por lo tanto, empobrece a los trabajadores de este ámbito.

Y es que la subida pactada para 2022 (un 1,5% que se suma al 2% ya consolidado) queda lejos del último dato de inflación: según el Banco de España, el año cerrará en el 8,7%. Y, además, la subida de 2023 y 2024 (4,5 por ciento más un 1,5 adicional vinculado a la evolución del PIB y del IPC) "no permite afrontar la pérdida del poder adquisitivo superior al 20% que arrastran los empleados públicos desde 2010", defienden desde CSIF.

Este mismo miércoles, CSIF alcanzó un acuerdo económico con la empresa Fertiberia que implica una subida salarial del 5%, 3% y del 2% para los años 2022, 2023 y 2024, respectivamente, con una cláusula de revisión ligada al IPC real, con el consiguiente pago de retrasos. Y, sin embargo, gracias al abandono de CCOO y UGT, en la Administración la actualización de salarios será claramente inferior.

CSIF ha trasladado a todos los grupos parlamentarios enmiendas a los Presupuestos en las que se reclaman salarios vinculados al IPC, recuperación de la estructura salarial de las pagas extras, actualización de las dietas, supresión de la tasa de reposición, desarrollo del teletrabajo, aumento de recursos humanos, mejoras en las condiciones de jubilación (anticipada, clases pasivas y parcial para los funcionarios) y pensiones, entre otras propuestas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios