Menú

Sin prisa en el Gobierno: estudia bajar el IVA de los alimentos cuando su precio lleva un año triplicándose

Hace ya seis meses que la subida de precios de los alimentos alcanzó el desorbitado 13,9%, un nivel récord.

Hace ya seis meses que la subida de precios de los alimentos alcanzó el desorbitado 13,9%, un nivel récord.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero | EFE

El Gobierno podría decidirse (al fin) a aplicar una rebaja del IVA en la alimentación. Esta es una de las medidas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene sobre la mesa incluir en el enésimo decretazo anticrisis que el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar mañana martes.

La fórmula que elegirá el Gobierno para llevar a cabo este alivio fiscal todavía se desconoce. La más beneficiosa para Hacienda sería rebajar los impuestos de algunos alimentos contados y la otra opción sería disminuir la fiscalidad de todos los alimentos y bebidas que están al 10% (los que tienen el IVA reducido) o de los que están al 4% (los que tienen el IVA superreducido).

La lista de alimentos y bebidas que está gravada al 10% es muy larga (incluye la carne, el pescado, la pasta y la mayoría de productos), mientras que los alimentos que están gravados al 4% son solo 10 categorías: el pan, la harina, la leche, los quesos, los huevos, las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y los cereales.

Otra de las ideas anticrisis que está barajando el Gobierno para mañana sería la aprobación de un cheque-comida que puede ir entre los 200 y los 300 euros. Inspirado en el modelo argentino, a mediados de este año, el Ejecutivo lanzó un cheque antinflación de 200 euros para familias vulnerables gestionado por la Agencia Tributaria. Ahora, el cheque-comida podría consistir en un nuevo pago único.

Los alimentos llevan más de un año subiendo

Desde que estallara la crisis inflacionista hace más de un año y los precios comenzaran a escalar hasta niveles históricos, el Gobierno se ha resistido a bajar impuestos. De hecho, los miembros del Ejecutivo no han dudado en mostrarse públicamente en contra de los alivios fiscales. No ha sido hasta que las facturas de los ciudadanos de la luz o el gas han multiplicado varias veces su precio cuando Sánchez ha accedido a aplicar rebajas en el IVA de estos productos.

Lo mismo ocurre con la rebaja del IVA de los alimentos. La partida de alimentos y bebidas no alcohólicas que recoge el IPC se disparó en noviembre un insólito 15,3%. Un mes antes, en octubre, la categoría de bienes básicos por excelencia de los consumidores también se desbocaba un 15,4%, por lo que es ahora cuando más caro les está saliendo a los españoles subsistir. Sin embargo, eso no significa que hayan empezado a encarecerse los alimentos ahora.

De hecho, hace ya seis meses esta categoría de productos alcanzó el desorbitado 13,9%, un nivel récord y que suponía casi triplicar la escalada del 4,8% en el precio de los alimentos que se había registrado en enero de este mismo año. Y es más, ese encarecimiento del 4,8% en enero de 2022 también suponía casi triplicar el encarecimiento de enero de 2021 (1,7%) ¿Lleva más de un año el Gobierno teniendo razones de peso para bajar el IVA de los alimentos? La respuesta es sí.

ipc-alimentos-bebidas-no-alcoholicas.jpg

Récord en recaudación por IVA

Y si con el argumento anterior no fuera suficiente, otro motivo de peso para llevarlo a cabo es que Hacienda va a compensar (de lejos) la probable bajada del IVA a los alimentos con el aumento de la recaudación que lleva cosechando este año gracias a la inflación. En concreto, la recaudación por IVA ha ascendido hasta octubre a 75.345 millones de euros, 12.000 millones más que en el mismo periodo de 2021 y todo un récord para el departamento de María Jesús Montero.

Cabe destacar, que aunque el Gobierno baje ahora mínimamente el IVA, en 2021 prometió a Bruselas todo lo contrario: "la entrada en vigor de las reformas regulatorias necesarias para modificar o abolir 15 beneficios fiscales elegidos siguiendo la metodología AIReF" con el objetivo de "hacer el sistema tributario más eficaz y aumentando los ingresos". Aunque el Ejecutivo no concretó qué beneficios fiscales son los que pretenden "revisar" (o eliminar), el informe de la AIReF al que hacen referencia sugería el trasvase de productos de los tipos reducidos del IVA al general del 21%, entre otras medidas, lo que supondría de facto una subida del IVA.

Este martes el Gobierno también pondrá fin a la subvención de 20 céntimos a la gasolina y el diésel que entró en vigor el pasado mes de mayo para todos los conductores españoles. La necesaria rebaja del IVA, aunque tardía, desviará la atención de la desaparición de esta subvención.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro