Menú

El último regalo de Sánchez al campo: un recorte en las ayudas de cada agricultor por la PAC de hasta un 30%

Los agricultores, además de perder buena parte de las ayudas, verán reducido su patrimonio por el menor valor de sus derechos de la PAC.

Los agricultores, además de perder buena parte de las ayudas, verán reducido su patrimonio por el menor valor de sus derechos de la PAC.
Campos de arroz en La Janda, provincia de Cádiz. | Alamy

Mientras el PSOE insulta a Ferrovial y al resto de empresas y empresarios, no deja de provocar en otros sectores empresariales y económicos las mismas situaciones que han llevado a la constructora a tener que plantear su salida de España. El campo, objeto de golpes continuos, ha recibido un nuevo varapalo por parte de la Administración Sánchez. La larga lista de eco requisitos regulados por el Gobierno ha llevado a un recorte adicional de facto de las ayudas individuales que recibe cada agricultor. Y es que, son tantos los requisitos imposibles de cumplir, que muchos de los profesionales del campo saben que no pueden optar a muchas de las ayudas. El resultado es rotundo: un recorte de hasta un 30% de las ayudas y cercano a los 1.750 millones de euros.

Asaja Córdoba ha informa ya a sus asociados de que, "con el comienzo del periodo de solicitud de las ayudas PAC, del 1 de marzo al 31 de mayo, el Ministerio de Agricultura que dirige Luis Planas ha publicado el 28 de febrero el importe de los nuevos derechos de la PAC, que se reducen de forma importante y en casi todos los casos con respecto a la PAC anterior".

Con esta publicación se confirma, de hecho, lo que Asaja Córdoba lleva denunciado desde hace casi tres años, que "la nueva PAC del Sr. Planas no sólo hace que los titulares de explotaciones pierdan mucho dinero en ayudas, sino que también van a ver reducido su patrimonio, pues el valor de sus derechos de la PAC será a partir de ahora inferior que al que tenían hasta ahora en todos los casos". "Un despropósito", añade la organización, "que se ha impuesto sin diálogo ni consenso al conjunto del campo español y a las comunidades autónomas".

Y es que la nueva regulación nacional para poder acceder a las ayudas europeas de la PAC supone, efectivamente, recortes en las ayudas y "mucha más burocracia, obligaciones y provocará importantes caídas de producciones por las limitaciones que la normativa publicada impone a todos los agricultores y ganaderos", añade Asaja.

La organización ha realizado un análisis previo de la comunicación de los nuevos derechos de ayuda básica a la renta que ha hecho el Ministerio a través de la web del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) en la que "quedan patente caídas medias entre el 10% y el 20%, lo que implica una pérdida de patrimonio equivalente a esas caídas, aunque se incluya el nuevo pago redistributivo que sólo beneficia a las primeras hectáreas".

Es más, con respecto al antiguo pago verde (greennig) de la PAC –un complemento a añadir a los antiguos derechos– la caída se dispara hasta más de un 30%. "Y ese pago se cobraba siempre. Ahora, en los nuevos eco regímenes son ayudas voluntarias, con limitación en el número de hectáreas, con importes muy inferiores al antiguo pago verde (greening) y con muchas obligaciones que disparan sus costes y que hacen que no compense solicitarlos por parte de muchos agricultores y ganaderos", afirma Asaja. "Esto implica una pérdida adicional de ayudas a las que ya se pierden por los nuevos derechos que pueden suponer en algunos casos otro 30%, lo cual es un disparate", añaden desde la organización.

Lo cierto es que con la PAC anterior, los agricultores y ganaderos españoles cobraban anualmente cerca de 4.200 millones de euros al año de ayudas directas entre los derechos de pago básico, (2.750 millones de euros) y el pago verde o greening (1.450 millones de euros). A ello, había que añadir unos 830 millones de euros de ayudas acopladas (son directas por algún tipo de producción concreta –trigo duro, vacuno, ovino–).

Ahora la cosa cambia. Y se recorta drásticamente. Los 1.450 millones de euros de pago verde, antes se cobraban sin condiciones. Ahora se convierten en eco regímenes que, para cobrarlos, implican una serie de requisitos que "pueden costar más que lo que se cobra", señala Asaja Córdoba.

Además, la nueva PAC tiene de partida un presupuesto un 10% inferior a la PAC previa. Esto supone 275 millones de euros anuales menos en derechos de pago básico para el conjunto del campo español. Y esta misma reducción afecta al pago verde (los 1.450 millones de euros) que de forma directa recibirá un 10% menos como dotación económica para los famosos eco regímenes, por lo que ya es seguro que 145 millones de euros al año se pierden por parte del campo.

Las pérdidas para el campo, de este modo pueden oscilar entre los 420 millones de euros/año hasta los 1.725 millones/año contando con el impacto de los eco regímenes. Y este régimen ha llegado para estar cinco años.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro