Menú

Así son las modernas residencias de mayores que ha financiado Amancio Ortega

Su donación de 90 millones a la Xunta, que entonces presidía Feijóo, fue criticada por Podemos pero pondrá en marcha 7 centros innovadores y pioneros.

Su donación de 90 millones a la Xunta, que entonces presidía Feijóo, fue criticada por Podemos pero pondrá en marcha 7 centros innovadores y pioneros.
Un vistazo a las residencias de mayores que ha financiado Amancio Ortega | Xunta de Galicia

En septiembre de 2019, la Fundación Amancio Ortega anunció que tenía previsto financiar con 90 millones de euros la construcción de siete nuevas residencias de mayores proyectadas por el gobierno de Galicia, comandado entonces por el hoy presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo. Tres años y medio después, el proyecto empieza a ser una realidad.

Los centros sufragados por el vehículo filantrópico del fundador, presidente y máximo accionista de Inditex van a aumentar la red de residencias públicas de la comunidad atlántica con 900 nuevas plazas, repartidas entre Vigo, La Coruña, Orense, Lugo, Santiago, Pontevedra y Ferrol. Se estima que la apertura de estos centros motivará, asimismo, la creación de 800 puestos de trabajo, a los que habría que sumar los cientos de empleos generados durante el proceso de construcción que aún se está desarrollando y el impacto permanente que tendrá sobre el tejido productivo la contratación recurrente de todo tipo de empresas proveedoras de servicios.

Feijóo presentó el plan de la Fundación Amancio Ortega y de su gobierno recalcando que "con esta donación se desmiente a esa minoría que afirma que las empresas no invierten en el ámbito social, con el fin de enrocarse en el falso mito de un sector privado inhumano (…). La llave del futuro está, de hecho, en la colaboración leal entre la Administración y el ámbito privado".

El sucesor de Feijóo al frente de la Xunta, Alfonso Rueda, también se ha pronunciado en este sentido y ha defendido que "la colaboración público-privada es esencial". En este sentido, ha recalcado que "un país no prospera sin sus empresarios", que merecen "estabilidad institucional y seguridad jurídica, como la que ofrecemos en Galicia" y, a cambio, aportan "beneficios económicos, pero también sociales".

No fue esta la primera incursión de Ortega en este tipo de filantropía. De hecho, su fundación ha aportado más de 300 millones de euros a la sanidad pública, contribuyendo por ejemplo a renovar equipos empleados para tratamientos oncológicos. De igual modo, la entidad del padre de empresas como Zara ha financiado también la construcción de seis escuelas infantiles y dos centros intergeneracionales en Galicia.

Así avanza el proyecto

Pues bien, Libre Mercado ha podido comprobar sobre el terreno cómo está evolucionando el proyecto de residencias de mayores y, ciertamente, los resultados son prometedores. "Por diseño, esto parece más un hotel que una residencia de mayores. Ojalá todas fuesen así... Es increíble que haya gente que pueda criticar a Amancio Ortega, la verdad es que la única pena es que no tengamos mil empresarios como él", comenta J. S., vecino de la nueva infraestructura prevista en la capital de Santiago, que no olvida las lamentables críticas de Podemos a las donaciones filantrópicas de la Fundación Amancio Ortega.

Efectivamente, los edificios de las nuevas residencias huyen del aspecto estandarizado y frío que caracteriza a muchos edificios públicos y, de hecho, están diseñados por el estudio Elsa Urquijo Arquitectos, que los ha concebido con la mirada puesta en las necesidades específicas de los futuros residentes.

De igual modo, se han implantado soluciones tecnológicas con ánimo de facilitar las tareas cotidianas de los trabajadores, como por ejemplo la automatización del seguimiento rutinario de los posibles problemas de salud de los residentes. Y no solo eso, sino que se pretende introducir una cultura de diálogo entre estos centros de mayores, el servicio de Atención Primaria, los médicos especialistas y los hospitales cercanos, para anticipar posibles problemas y tratar de abordarlos y atajarlos a tiempo.

Las residencias incorporan también distintos servicios que, hasta ahora, no se habían desplegado de forma generalizada, caso de las nuevas unidades psicogeriátricas que se ocuparán de pacientes mayores que sufren Alzheimer u otras enfermedades o formas de demencia neurodegenerativa.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios