Menú

El campo se cansa de la farsa fiscal de Sánchez: así están sus impuestos tras la engañosa promesa de rebaja

El presidente de Asaja Córdoba ha enviado un escrito a la ministra de Hacienda para que se modifiquen los índices de módulos.

El presidente de Asaja Córdoba ha enviado un escrito a la ministra de Hacienda para que se modifiquen los índices de módulos.
Alamy

El Ministerio de Hacienda acaba de anunciar a bombo y platillo una reducción general del rendimiento neto del 25% en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Supuestamente, esa rebaja, según los datos del Gobierno de Pedro Sánchez, debería beneficiar a 800.000 agricultores y ganaderos que tributan por el sistema de módulos. Pero la realidad es muy distinta cuando se habla con los agricultores. Lo cierto es que les han subido hasta ahora los impuestos de forma generalizada por por las cotizaciones sociales el IRPF general e, incluso, en algunos de los módulos y esa supuesta rebaja no compensa ni por lo más remoto el saqueo previo.

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha enviado un escrito a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para que se modifiquen, precisamente, los índices de módulos sobre los que se aplica el anuncio electoral de una supuesta rebaja fiscal. Y los agricultores lo reclaman justo porque no hay rebaja hasta el momento, sino una subida permanente. Para Asaja Córdoba, esos módulos fiscales "no se corresponden con las necesidades reales del campo cordobés en 2022, pues en muchas de las producciones no ha habido reducciones o han subido con respecto a las aprobadas en 2021, a pesar de que 2022 fue un año mucho peor que el anterior". Es decir, que les acaban de subir los impuestos mientras hablan de bajárselos.

Por ello, Asaja señala que "sorprende que se hayan subido los impuestos a los cítricos y la viña, que se hayan mantenido igual que en 2021 para todos los sectores ganaderos, cereales y leguminosas (excepto los guisantes secos), algodón y ajos" y que sólo se hayan reducido respecto a 2021 "para el almendro y para el olivar".

La patronal del campo recuerda que estas modificaciones no son medidas por la actual sequía, "sino por la del año pasado y altos costes que sufrió el sector en 2022. Para la actual sequía deben ponerse en marcha otras medidas".

En 2022, por ejemplo, en cereales y leguminosas, los rendimientos no fueron buenos "debido a las nulas precipitaciones otoñales e invernales. En el girasol, la falta de reservas de agua y las altas temperaturas primaverales hicieron que fuera uno de los peores años que se recuerdan, ya que a pesar de tener más superficie que los últimos años, la producción final fue menor que todos los anteriores, llegando muchas parcelas a no cosecharse y, por tanto, no cubriendo los costes de producción", señala Asaja.

En el caso de la viña, en la zona de Córdoba, por ejemplo, "la producción final tuvo una merma de un 45% frente a un año normal. Para el algodón y, a consecuencia de la sequía, las anormales altas temperaturas alcanzadas en otoño y las limitaciones en el riego, el rendimiento medio disminuyó en un 30% y la producción total en Córdoba cayó un 42%", apuntan desde Asaja Córdoba.

Y con todo ello, por ejemplo en los cítricos, "se sube el índice del 0,18% al 0,26% en los principales municipios de la provincia que producen naranja, como son: Almodóvar del Río, Córdoba, Fuente Palmera, Hornachuelos, Palme del Río y Posadas". "El Ministerio no ha tenido en cuenta que el año 2022 se caracterizó por una merma de producción debido a la falta de precipitaciones y las restricciones en los riegos, lo que conllevó una disminución general de los calibres de todas las variedades, pero, sobre todo, por unos precios muy inferiores a los del año pasado, en el peor año que se recuerda", recuerdan los profesionales del campo.

El cuadro elaborado por Asaja y que hoy muestra Libertad Digital da una idea exacta de lo denunciado por el campo y que no encaja en nada con la venta de anuncios electorales del Gobierno.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios