Menú

Ribera invitó a Greenpeace pero no a las petroleras a la reunión sobre el futuro energético de España

El Ministerio de Transición Ecológica convocó una cita sobre la revisión del PNIEC. Acudieron los ecologistas pero no las nucleares ni las petroleras.

El Ministerio de Transición Ecológica convocó una cita sobre la revisión del PNIEC. Acudieron los ecologistas pero no las nucleares ni las petroleras.
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. | EFE

España debe presentar ante la UE en junio la revisión del denominado Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) con los objetivos energéticos de España de aquí a 2030. El documento actual incluye el objetivo de que para ese año, las emisiones se hayan reducido un 23% y según ha avanzado la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, esa meta podría endurecerse en la nueva versión que se está preparando y que también deberá detallar cómo pretenden conseguirlo.

Con ese fin, el pasado jueves el Ministerio convocó una "cumbre", a puerta cerrada, con actores del sector energético con importantes ausencias. Una de ellas fue la de Foro Nuclear, el colectivo que representa a las empresas propietarias de las cinco centrales nucleares españolas. El actual documento recoge la fecha de cierre de los primeros reactores entre 2027 y 2030. Aunque el sector miraba esta revisión como una oportunidad para cambiar los planes, todo apunta que no será así: desde el Gobierno se ha insistido en las últimas semanas en que no se tocará el calendario mientras desde la industria lamentan la ausencia de diálogo con el Ejecutivo.

Otro de los sectores orillados por Ribera en esta cita ha sido el del sector del petróleo: las empresas del sector han expresado públicamente su malestar "después de no ser convocados como ponentes" al evento celebrado en el Ministerio y cuyo "objetivo principal era abordar el PNIEC".

En un comunicado, la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) reclama a Ribera poder participar "en el proceso consultivo para elaborar" el documento con la estrategia energética de España para los próximos años. Recuerdan, entre otras cosas, que sus empresas, entre las que están Repsol, Cepsa, BP o Galp, representan el 50 por ciento de la energía final consumida en España "y es, por tanto, un sector clave para garantizar la seguridad del suministro energético".

También señalan que están "afrontando una transformación sin precedentes" para cumplir con los objetivos climáticos españoles y europeos, que van "desde el desarrollo de ecocombustibles (combustibles renovables como los e-fuels o los biocombustibles avanzados), el hidrogeno verde hasta el desarrollo de estaciones multienergéticas y la instalación de puntos de recarga para la movilidad eléctrica". Las inversiones comprometidas por los miembros de AOP en la "transición energética" superan los 16.500 millones de euros antes de 2030, apuntan.

El pasado viernes, Ribera se congratuló del interés "excepcional" mostrado por distintos sectores por el proceso en marcha abierto sobre el PNIEC y anticipó nuevas citas, pero desde la AOP "no tienen noticia de futuras reuniones", según informaron a LD.

Frente a estas ausencias, sí estuvieron invitadas a la cumbre asociaciones ecologistas, entre ellas Greenpeace, según confirmó su portavoz de Cambio Climático, Pedro Zorrilla, que tuvo oportunidad de plantear al ministerio demandas como que se eleve el objetivo de reducción de emisiones al menos hasta el 55 por ciento en 2030.

"Es el cambio imprescindible que necesitamos para evitar un calentamiento global de más de 1,5ºC que nos puede llevar a los peores efectos del cambio climático y a cambios irreversibles", señaló el ecologista, que demandó además que el proceso se abra a la "sociedad civil" y a más colectivos como "sindicatos, organizaciones agrarias, consumidores u ONG de desarrollo".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro