Menú

El PSOE vuelve en elecciones con una subida de impuestos para rentas medias altas y Patrimonio

La propuesta fiscal del PSOE para estas elecciones autonómicas, a la que ellos llaman "justa", incluye un buen abanico de castigos fiscales.

La propuesta fiscal del PSOE para estas elecciones autonómicas, a la que ellos llaman "justa", incluye un buen abanico de castigos fiscales.
El candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Juan Lobato | EFE

El PSOE se sigue presentando a las elecciones en determinados territorios alardeando de ser una fuerza moderada. La Comunidad de Madrid es una de ellas. En esta región, Juan Lobato ha asegurado que no subirá los impuestos, pero su programa no dice eso: vuelve en elecciones con una subida de impuestos para rentas medias altas y Patrimonio.

La propuesta fiscal del PSOE para estas elecciones autonómicas, a la que ellos llaman "justa", incluye un buen abanico de castigos fiscales. Según el PSOE, está "basada en reducir los impuestos a las rentas medias y bajas, a cambio de una subida moderada para las rentas altas". La frase resulta ya llamativa, porque en 2021 todos los españoles han pagado 49.000 millones más en concepto de impuestos y cotizaciones sociales, y en 2022 otros 36.000 millones. Pero el PSOE considera que algunos deben seguir recibiendo más castigo fiscal. Pero es que, además, la frase se completa con una segunda parte que anticipa "la recuperación parcial del Impuesto sobre el Patrimonio, y la modificación del impuesto de Sucesiones, en ambos casos con el objetivo de que paguen más quienes más riqueza tienen". Es más, el PSOE no oculta que el resultado final de su propuesta es aumentar la recaudación, cosa que suele coincidir con elevas los impuestos a las capas mayoritarias.

Las propuestas concretas del PSOE en Madrid pasan por un "incremento del mínimo exento" y la creación de "dos nuevos tramos para rentas altas: un nuevo tramo a partir de 78.000 euros, y un segundo tramo hasta 150.000 euros, con un tipo máximo del 22,5%".

El PSOE explica que "la rebaja fiscal a las clases medias y bajas viene motivada por la actualización del mínimo exento, y la ampliación de la base del primer tramo, pasando de 12.450 a 13.000 euros". Pero lo cierto es que en ese nivel no es necesario ni presentar declaración de la renta. Como señala la Agencia Tributaria, la ley de IRPF especifica que "no están obligados a presentar declaración por la cuantía y naturaleza de las rentas obtenidas los contribuyentes cuyas rentas procedan exclusivamente de las siguientes fuentes, siempre que no superen ninguno de los límites que en cada caso se señalan, en tributación individual o conjunta: A. Rendimientos íntegros del trabajo (incluidas, entre otras, las pensiones y haberes pasivos, comprendidos los procedentes del extranjero, así como las pensiones compensatorias y las anualidades por alimentos no exentas) cuyo importe no supere la cantidad de 22.000 euros anuales, con carácter general y 14.000 euros anuales cuando los rendimientos del trabajo procedan de más de un pagador […]".

El PSOE va a más y señala que su "justicia fiscal se traduce en suprimir de una vez el cheque fiscal a la riqueza del PP en el Impuesto del Patrimonio, recuperándolo con los siguientes matices que también le otorgan progresividad fiscal:

  • Se establece un mínimo exento de 1,2M €. Se propone así un impuesto a la riqueza para las tenencias de grandes patrimonios.
  • Se establece un sistema de bonificaciones progresivo según el nivel de riqueza, que garantiza la progresividad del impuesto.
  • Siendo conscientes de la importancia de determinados elementos patrimoniales en la generación de actividad económica, se establecen exenciones para patrimonio productivo, así como exenciones que favorezcan el relevo generacional en empresa familiar".

Por último, los socialistas planean una subida fiscal más: "En el impuesto de Sucesiones y Donaciones, incorporando progresividad al impuesto:

  • Ninguna persona con herencias inferiores a un millón de euros pagará más impuestos que en la actualidad.
  • Esta reforma no afecta, por tanto, a las familias madrileñas de rentas medias y bajas, por heredar las cuentas de sus progenitores, o la vivienda de sus madres/padres.
  • A partir del millón de euros se irá reduciendo la bonificación al impuesto de forma progresiva, de forma que las grandes herencias paguen más. Por lo tanto, se trata nuevamente de gravar más a las grandes herencias".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro