Menú

Toyota busca una nueva gasolina para sus híbridos ante una electrificación que tardará "décadas"

La compañía japonesa investiga en combustibles alternativos mientras directivos dudan de los plazos para el fin del motor de combustión.

La compañía japonesa investiga en combustibles alternativos mientras directivos dudan de los plazos para el fin del motor de combustión.
Toyota Avalon Hybrid | Toyota

Aunque las compañías automovilísticas están embarcadas en la electrificación de sus modelos, no todas llevan el mismo ritmo. Frente a fabricantes que quieren que el cien por cien de sus vehículos sean eléctricos antes incluso de 2035, la fecha que se ha marcado la UE para la prohibición de vender vehículos de combustión, otras marcas están apostando por mantener en el tiempo distintas opciones.

Ese es el caso de Toyota: esta misma semana, el consejero delegado del Instituto de Investigación de la marca, Gill Pratt, expresó sus dudas sobre los plazos para la electrificación total del mercado en una conferencia en el marco del G-7 que se celebra en la ciudad japonesa de Hiroshima. Pratt afirmó que los vehículos eléctricos no pueden ser la única respuesta al "desafío climático" y señaló que opciones como los modelos híbridos, o híbridos enchufables, son una opción "más realista" para lograr la "descarbonización" en ciertas zonas del mundo.

Pratt apuntó que llegará el día en que haya una producción suficiente de materiales para las baterías y una infraestructura de recarga adecuada. Pero señaló que para ese momento podrían "faltar décadas", citando la necesidad de poner en funcionamiento más minas para extraer los minerales necesarios, de instalar más energía renovable y de mejorar el almacenamiento energético.

Sus declaraciones entroncan con estrategias como la anunciada hace unas semanas de aliarse con Exxon Mobil para desarrollar juntos un ecocombustible que permita rebajar las emisiones. Según la petrolera, están desarrollando un combustible que reduciría en un 75% las emisiones en colaboración con el Toyota Research Center, que estaría probándolo en motores de la compañía. "Estamos trabajando en facilitar opciones asequibles, fiables y sostenibles para la movilidad del futuro", señala Toyota USA en el anuncio recordando cómo mantienen entre sus apuestas los modelos híbridos, los híbridos enchufables, el vehículo eléctrico y también el vehículo con pila de hidrógeno.

De estas cuatro opciones, sólo las dos últimas podrían seguirse vendiendo en la UE a partir de 2035. El motivo, que aunque los híbridos e híbridos enchufables suponen, gracias a su motor eléctrico, una reducción de las emisiones frente a los coches gasolina o diésel convencionales, siguen emitiendo CO2 y la norma establece que las furgonetas y vehículos que se vendan a partir de entonces deben ser de "emisiones cero".

La vía de los biocombustibles avanzados como en los que trabaja Toyota, elaborados a partir de residuos, es por la que siguen batallando Italia y otros países europeos como posible fórmula para reducir emisiones y al mismo tiempo mantener a la venta y en las carreteras los vehículos de combustión. Por el momento, la UE sólo ha admitido la posibilidad de que sigan a la venta los vehículos que circulen con los denominados efuels, combustibles sintéticos generados a partir de agua y energías renovables y que hoy por hoy aún están en fase de investigación. Los combustibles en desarrollo son vistos por Bruselas, de momento, como la solución futura para el transporte marítimo y aéreo pero no para los vehículos particulares

Desde Toyota, señalan a LM que el mercado europeo es "clave" para la compañía y enfatizan que han conseguido ser "la marca número dos" en el continente. En cuanto a la prohibición, indican que la empresa "se seguirá adaptando a la normativa vigente en cada momento" y trabaja "en una estrategia multitecnológica, con vehículos híbridos eléctricos, híbridos enchufables, eléctricos de batería y eléctricos de pila de combustible de hidrógeno". "Toyota estará preparada para lo que venga de aquí a los próximos años y ofrecer las soluciones de movilidad que el mercado y los clientes demanden", afirman.

En cuanto a sus cifras, apuntan que ocho de cada diez unidades vendidas en España el pasado año "fueron de modelos electrificados, especialmente híbridos eléctricos", que "supusieron dejar de emitir "más de 24.000 toneladas de CO2".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios