Menú

La Seguridad Social arranca 677 millones extra a empresas y trabajadores para pagar las pensiones

El 1 de enero entró en vigor el MEI, que ha supuesto una estocada del 0,6% en las nóminas de todos los trabajadores y autónomos del país.

El 1 de enero entró en vigor el MEI, que ha supuesto una estocada del 0,6% en las nóminas de todos los trabajadores y autónomos del país.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá | LM

El festín recaudatorio en la Seguridad Social no cesa. El ministerio que dirige José Luis Escrivá ingresó hasta abril el récord histórico de 50.171 millones de euros en cotizaciones sociales, un 9,3% más que un año antes, lo que se traduce en 4.249 millones de euros extra en los cuatro primeros meses del año.

"Si se toman como referencia los datos del último ejercicio que no estuvo afectado por la pandemia, 2019, el incremento de las cotizaciones es del 22,8% (9.324 millones de euros más). De esta forma, los ingresos por cotizaciones sociales continúan marcando máximos históricos en términos absolutos y también registran el mayor incremento en los últimos 16 años, en el acumulado de los cuatro primeros meses del año" celebra el Gobierno.

El ministerio de Escrivá achaca su éxito recaudador al "crecimiento del empleo y de las bases medias de cotización, incluyendo el cambio en composición hacia empleos con salarios más altos, resultados ambos de la reforma laboral". Sin embargo, en este punto, el Ejecutivo de Sánchez y Escrivá olvida mencionar que este año han elevado de nuevo las bases máximas de cotización un 8,6% hasta los 4.495,4 euros. Esto supone, precisamente, que le han aplicado una subida de los impuestos al trabajo a los empleados más cualificados, que son los que más ganan.

667 millones de recaudación gracias al MEI

Además, cabe recordar que el 1 de enero de este año también entró en vigor el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) que ha supuesto una estocada del 0,6% en las nóminas de todos los trabajadores y autónomos del país (el 0,5% va a cargo de la empresa y el 0,1%, del trabajador).

La justificación de Escrivá para la creación del MEI es la de sostener el aumento del gasto en pensiones que experimentará el sistema próximamente debido a la entrada masiva de los pensionistas nacidos en el baby boom (son los nacidos desde finales de los años cincuenta a principios de los setenta). Lo que recaude este mecanismo irá destinado a la hucha de las pensiones, con la que el Ejecutivo que pretende afrontar esta oleada de jubilaciones. Y este mecanismo ya está dando resultados.

Así, según los datos del propio Ministerio de la Seguridad, los ingresos por el MEI supusieron el 1,5% de ese aumento del 9,3%, por lo que, sin él, los ingresos por cotizaciones habrían crecido un 7,8%, casi lo mismo que en 2022. Esto significa que, en los primeros cuatro meses del año, el MEI ha absorbido 677 millones de euros de empresas y trabajadores. El Gobierno ha previsto ingresar 2.793 millones de euros al año por esta vía.

cotizaciones-s-s.jpg

Escrivá seguirá subiendo el MEI

Pero el afán recaudatorio del Ejecutivo no acaba aquí. De cara a los próximos años, Escrivá ha aprobado una reforma de las pensiones que contempla varios golpes fiscales a las cotizaciones sociales que se ensañarán con los trabajadores que más ganan, pero que también elevarán la fiscalidad del 100% de los empleados y autónomos. Estamos hablando de más de 20 millones de trabajadores afectados más sus respectivas empresas.

Según los cálculos de la Airef, al final del periodo transitorio de cada medida, Escrivá conseguirá recaudar 0,9 puntos de PIB de impuestos adicionales al trabajo, es decir, unos 12.000 millones. Esos 12.000 millones provendrán del seguir subiendo el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) hasta un 1,2% para todos los niveles salariales, lo que supondrá un aumento de la recaudación de 4 décimas de PIB.

Además, la reforma de Escrivá también planea un incremento de las bases máximas de cotización que generará ingresos al sistema por otras 4 décimas de PIB, según la Airef. Por último, establecerán una cuota de solidaridad (cotización de entre 5,5% y el 7% a las rentas que excedan la base máxima de cotización) que aumentará los impuestos al trabajo en 1 décima.

Adicionalmente, la AIReF estima que el impacto de la reforma al sistema de cotizaciones del régimen de autónomos tendrá un impacto de 5 décimas de PIB una vez finalice el periodo transitorio. Es decir, el sablazo a los autónomos será de 6.666 millones.

A pesar de estos números, el Gobierno no conseguirá equilibrar el sistema de pensiones porque el gasto seguirá aumentando. Fedea, por ejemplo, cree que tendrían que elevar el MEI más del triple de lo que se están planteando para cuadrar las cuentas, o bien, realizar recortes.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso