Menú

Yolanda Díaz prepara sus prebendas laborales en plena amnistía de Sánchez

Díaz quiere negociar ya el SMI. También quiere impulsar que se pueda cobrar el paro mientras se trabaja.

Díaz quiere negociar ya el SMI. También quiere impulsar que se pueda cobrar el paro mientras se trabaja.
La líder de Sumar, Yolanda Díaz | EFE

Yolanda Díaz no quiere perder el tiempo. La líder de Sumar y ministra de Trabajo en funciones ha adelantado esta semana que una de las primeras medidas que tomará tras la investidura de Pedro Sánchez será llevar a cabo otra subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Díaz ha anunciado que convocará "de manera inmediata" a sindicatos y patronal para abordar una nueva subida de este sueldo obligatorio. "Vamos a convocar a los agentes sociales con carácter inmediato para seguir subiendo el SMI", ha dicho. El anuncio de la líder de Sumar supone otro jarro de agua fría para los empresarios de nuestro país, que se encuentran sumidos en una grave incertidumbre tras el pacto entre Sánchez y Puigdemont.

Por ello, la CEOE ha alertado del negro futuro que le espera a la empresa privada ante las últimas concesiones de Sánchez a los separatistas. "Es nuestra responsabilidad advertir de que se está creando un clima de negocios cada vez más complicado, en el que es muy difícil que haya crecimiento económico y creación de empleo" ha señalado la principal patronal de España en un comunicado tras una reunión de "urgencia".

La CEOE también ha advertido de que la amnistía pone en peligro las inversiones en territorio nacional y nuestra imagen exterior. "A ello se añade también, a la vista de los acuerdos, una previsible distorsión de la unidad de mercado y un deterioro de nuestra imagen en el exterior, claves para nuestra competitividad, la atracción de inversiones, el desarrollo empresarial y, en último término, para el bienestar de la sociedad española" añadió. Más dura ha sido la Asociación Madrileña de la Empresa Familiar (AMEF), que ayer martes llegó a señalar al acuerdo como algo "propio de regímenes bolivarianos".

¿A cuánto ascenderá el nuevo SMI?

Cabe recordar que desde que llegaran al Gobierno, el Ejecutivo de PSOE y Podemos ha ido elevando sistemáticamente el SMI hasta alcanzar los 1.080 euros en 14 pagas (o 1.260 euros en 12). Esto supone una subida del 47% desde 2018 en términos nominales, ya que descontada la inflación (en términos reales) el SMI actual equivaldría a unos 920 euros.

Ahora, el pacto firmado por PSOE y Sumar incluye el compromiso de que "el SMI seguirá creciendo a lo largo de la legislatura para asegurar su poder adquisitivo, garantizándose en el Estatuto de los Trabajadores que aumentará acompasado al 60% del salario medio". Sin embargo, Yolanda Díaz todavía no ha desvelado cuál será la cifra exacta que quiere conseguir en 2024, aunque los sindicatos ya hablan de 1.200 euros, lo que dispararía todavía más la factura a los empresarios no solo por la subida del sueldo, sino por las cotizaciones.

Trabajar y cobrar el paro

Simplificaremos y mejoraremos el nivel asistencial por desempleo, facilitando el acceso, la compatibilidad con el trabajo, dotándolo de las prestaciones suficientes y reforzando los incentivos al empleo.

Este punto del acuerdo entre PSOE y Sumar también está dando mucho que hablar en los últimos días. Que para incentivar a los desempleados a aceptar un trabajo se les pretenda facilitar que puedan seguir cobrando el paro a la vez que trabajan en lugar de, por ejemplo, aplicar penalizaciones en el subsidio por rechazar ofertas de empleo sería objeto de un interesante debate. Y es que, la segunda opción le saldría mucho más barata al contribuyente.

Esta misma semana el número dos de Yolanda Díaz, Joaquín Pérez Rey, confirmaba que el Gobierno en funciones estaba trabajando en una reforma de los subsidios del paro, aunque no hay "un modelo cerrado". En la misma línea que la ministra, Pérez Rey ha asegurado que esta será "una de las primeras reformas" del nuevo Ejecutivo y que pretende "mejorar los derechos de los desempleados" y no "estigmatizar a nadie ni considerar que la gente cobra un subsidio de poco más de 400 euros porque no quiere trabajar, o que se incorpora voluntariamente a la economía sumergida o también denominada economía 'B' para mantener un subsidio". Según añadió, "la reforma del nivel asistencial de desempleo es uno de los compromisos del Gobierno español con Europa" y se hará "cuanto antes".

Además, el PSOE y Sumar han pactado ejecutar en esta legislatura otras medidas laborales, como la "reducción de la jornada laboral máxima legal sin reducción salarial para establecerla en 37 horas y media semanales. Su aplicación se producirá de forma progresiva reduciéndose hasta las 38,5 horas en 2024 y culminándose en 2025". También se han encontrado con el rechazo de los empresarios.

Yolanda Díaz también ha pactado con Sánchez aprobar el Estatuto del Becario, imponer más controles horarios en las empresas, aplicar "modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo y en los descuelgues" o encarecer el despido "reforzando la causalidad". Así, vemos que la todavía ministra de Trabajo tiene muchos planes para de futuro del mercado laboral. "Se equivocan quienes creen que vamos a una legislatura breve" ha avisado.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro