Menú

Miles de personas exigen el mantenimiento del empleo de Fagor

Ante la negativa de Mondragón de conceder más financiación, Fagor se enfrenta a un futuro incierto.

Lm/agencias
43
Ante la negativa de Mondragón de conceder más financiación, Fagor se enfrenta a un futuro incierto.
Miles de personas han participado este jueves en una manifestación convocada por Fagor | Efe

Miles de personas han participado este jueves en Arrasate (Guipúzcoa) en una manifestación convocada por los órganos representativos de Fagor Electrodomésticos para exigir el mantenimiento del empleo de la cooperativa vasca, que se encuentra al borde del concurso de acreedores. La manifestación ha partido desde la planta de Fagor Electrodomésticos del barrio de San Andrés de Arrasate, tras una pancarta en euskera en la que se podía leer "A favor del futuro", firmada por Fagor y Edesa, la planta del grupo ubicada en la localidad vizcaína de Basauri.

Fagor Electrodomésticos ya ha asumido que está abocada a solicitar el concurso de acreedores en los próximos días tras la negativa de la Corporación Mondragón (MCC) a rescatar a la empresa, mientras se suceden los llamamientos a mantener el empleo de los socios-trabajadores afectados.

Un día después de que MCC dejara claro que no inyectará más dinero en una empresa cuyo negocio no cree viable, Fagor Electrodomésticos ha dado ya los primeros pasos efectivos hacia su posible cierre, al solicitar el concurso de acreedores de Fagor Mastercook S.A., su filial en Polonia.

El resto de la compañía permanece aún en la situación de preconcurso que pidió el pasado 16 de octubre, aunque fuentes de Fagor Electrodomésticos asumen que en los "próximos días" presentarán el concurso de acreedores si MCC no cambia de posición, lo cual consideran "muy difícil".

Aunque su primera reacción ha sido la de seguir defendiendo la viabilidad de la compañía y las bondades de su plan de reestructuración, que ha sido rechazado por MCC, las fuentes de la emblemática cooperativa guipuzcoana han admitido que está abocada a la suspensión de pagos.

Fagor Electromésticos dice, no obstante, que continúa "buscando otras opciones de financiación", pero recalca que el panorama se dibuja "difícil" para lograr los 170 millones de euros que precisa para sobrevivir.

En juego, miles de empleos

El impacto del previsible cierre de la factoría, que cuenta con 5.600 empleados -unos 2.000 en el País Vasco-, ha sacado a la calle a miles de personas en Arrasate, la sede de la factoría y el Grupo Mondragón.

Convocados por los órganos representativos de la empresa, miles de ciudadanos han reclamado soluciones para garantizar el empleo de los trabajadores de la empresa vasca, en una manifestación que ha contado con el respaldo institucional de los alcaldes de la comarca del Alto Deba, quienes han pedido implicación al Gobierno Vasco y a MCC.

La prioridad de las instituciones consiste ahora en buscar salidas para paliar la destrucción de puestos de trabajos en la zona, por lo que los alcaldes, la Diputación de Guipúzcoa y el Gobierno Vasco mantendrán el lunes en Arrasate una reunión con la dirección de la Corporación Mondragón.

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha anunciado que el Gobierno Vasco trabajará conjuntamente con la empresa y el grupo cooperativo para tratar de paliar el escenario que se abre, que es "grave y complicado", con miles de trabajadores y cooperativistas afectados. También ha pedido que no se utilice la crisis de Fagor Electrodomésticos como "arma arrojadiza" entre las fuerzas políticas.

Pese a ello, el secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha dicho que es "sorprendente" que el Gobierno Vasco comprometiera 50 millones de euros de ayuda a Fagor sin que la empresa presentara un plan de viabilidad que garantizase su futuro.

El exlehendakari ha explicado que la ayuda a Fagor Electrodomésticos se hizo desde el programa Ekarpen, destinado a la consolidación y dinamización del tejido industrial vasco, que es "para inversiones y que se utilizó para otras cosas, para pagar deudas".

También ha participado en el debate público el diputado general, José Luis Bilbao (PNV), quien ha señalado la responsabilidad de los socios cooperativistas que se han manifestado este jueves en Arrasate.

"Voy a decir algo que no es políticamente correcto -ha explicado Bilbao-. ¿Contra quién va la pancarta? Porque los empresarios son ellos. En la Gran Vía (de Bilbao), que es un poco el 'manifestódromo', pasan gritando 'obrero despedido, patrón colgado'. Pero los que salen hoy con la pancarta en Arrasate, pues no sé contra quién van a ir, porque ellos son los dueños de esa empresa".

UPyD ha pedido a la Corporación Mondragón, a las instituciones financieras y al Gobierno Vasco que hagan todos los esfuerzos posibles para salvar si es posible la parte rentable de Fagor Electrodomésticos ,informa Efe.

La crisis de Fagor llegará al Parlamento Vasco, después de que EH Bildu haya solicitado la comparecencia conjunta de la consejera Tapia y del titular de Empleo y Asuntos Sociales, Juan Mari Aburto, para que informen sobre el impacto que ha generado la situación de la empresa.

Desde el ámbito empresarial, el Círculo de Empresarios Vascos ha expresado su respaldo a "la Corporación Mondragón, a sus directivos y a un modelo cooperativo desarrollado durante muchos años de forma positiva para el empleo y la economía vascas".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation