Menú

El despilfarro consume uno de cada cuatro euros recaudados por impuestos

El 74% de los españoles pide bajar la presión fiscal. El efecto del IPC en el IRPF ya nos cuesta 1.430 euros por hogar.

El 74% de los españoles pide bajar la presión fiscal. El efecto del IPC en el IRPF ya nos cuesta 1.430 euros por hogar.
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, posa en una entrevista con EFE | EFE

La izquierda política y mediática, acorralada por el creciente hartazgo social ante la estanflación económica y la asfixia fiscal, ha decidido cambiar de discurso en materia tributaria. Desde hace algunas semanas, su respuesta ante quienes piden una rebaja de los impuestos en vigor pasa por insistir en que este tipo de reclamo es un "mantra" que la derecha repite en tiempos de bonanza y también en momentos de crisis.

Pero no nos equivoquemos. De entrada, es normal que los contribuyentes muestren su hartazgo por la sencilla razón de que la recaudación está en máximos históricos en un momento en el que la economía sigue por debajo de los niveles de producción anteriores a la pandemia y la inflación escala hasta cotas que no se veían desde los años 80.

En la misma línea, recientemente se ha publicado un influyente estudio del Instituto de Estudios Económicos en el que se identifican 60.000 millones de euros de gasto público ineficiente. Por poner esta cifra en perspectiva, basta con señalar que la recaudación tributaria en 2021 alcanzó los 223.400 millones de euros. Esto significa que uno de cada cuatro euros de ingresos fiscales se va por el sumidero del despilfarro. Dicho de otro modo: podríamos bajar el gasto (y los impuestos) en 60.000 millones sin que ello supusiese perder prestaciones y servicios.

Clamor social

Por otro lado, las encuestas y sondeos de opinión ponen de manifiesto que la problemática fiscal no preocupa solamente a ciertas facciones políticas, sino que está en el centro de las preocupaciones ciudadanas. Una encuesta encargada por el Ministerio de Hacienda demuestra que el 85% de los contribuyentes rechaza la "armonización fiscal" defendida por el gobierno de PSOE y Podemos.

De igual modo, un barómetro de GAD3 ha encontrado que el 70% de los votantes del PSOE y el 60% de quienes apoyan a Podemos consideran que es hora de bajar los impuestos, en línea con el sentir general que expresa el 74% de los españoles. De hecho, solo un 14% se muestra claramente en contra de una rebaja impositiva. Por tanto, por cada ciudadano que se opone a bajar impuestos hay cinco que están a favor.

El impuesto en la sombra de la inflación

A todo lo anterior hay que sumarle el efecto que está teniendo la inflación en la factura tributaria que soportan los españoles. El profesor de la Universidad Complutense, José Félix Sanz, ha estimado en un informe de la Fundación Disenso que, de 2008 a 2021, los españoles han pagado 14.000 millones de impuestos "extra" como resultado de la no deflactación de las tarifas y tramos del IRPF. A esta cifra se le sumarán otros 12.000 millones en 2022, un año en el que se espera que el IPC ronde el 8% durante el conjunto del ejercicio. En total, 26.000 millones de "progresividad en frío".

¿A cuánto asciende este golpe? En total, hablamos de 1.430 euros de recaudación "extra" por hogar. Una cifra tan elevada que supone un mes de salario para un español de renta media. De modo que, más que un discurso económico promovido de forma interesada por fuerzas de oposición al gobierno, la problemática fiscal está sobradamente justificada, a la luz de la delicada situación que presenta el sector privado.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador