Menú

Desmontando el mito de los superricos en España: la mayoría ha creado su patrimonio desde cero

Cuando se dice que en España el que tiene un gran patrimonio es por haberlo heredado se está cayendo en una falsedad.

Cuando se dice que en España el que tiene un gran patrimonio es por haberlo heredado se está cayendo en una falsedad.
Amancio Ortega. | Alamy

Cuando se habla de los "superricos" de España, es decir, aquellas personas que son millonarias, hay una especie de tendencia a asociar toda su riqueza con las herencias recibidas. De esta manera, todo aquel que fuera millonario en nuestro país lo sería porque ha recibido una cuantiosa herencia que le permite gozar de un estatus económico muy por encima del resto de ciudadanos.

Al parecer, no habría nadie que hubiera podido hacerse millonario por mérito propio, o si lo hubiera sólo representaría a un porcentaje muy poco significativo del total de millonarios. Así pues, los ricos de ayer serían los ricos de hoy, y también los de mañana. Sin embargo, esto no es del todo así, sino que hay pruebas que apuntan más bien en el sentido contrario.

En un trabajo de los economistas Jonathan Wai y David Lincoln («Investigating the right tail of wealth») se analizó la procedencia del patrimonio de los más ricos de cada país, entendiéndose estos "superricos" como aquellos que tienen un patrimonio superior a 30 millones de dólares. La fuente de la riqueza la dividieron en tres categorías:

  1. Aquellos ricos que tenían su fortuna por haberla heredado.
  2. Los ricos que habían heredado una parte y que habían sabido gestionarla y crear otra buena parte por su propia cuenta, es decir, mitad y mitad.
  3. Quienes eran ricos por haber creado ellos mismos su patrimonio, es decir, "hechos a sí mismos".

Pues bien, si acudimos al caso de España, vemos que tan sólo el 14,1% de los más ricos (un patrimonio superior a 30 millones de dólares) lo serían por haber recibido una herencia. Por otro lado, un 38,4% de estos superricos lo serían por haber heredado una parte y por haber sabido gestionar y acrecentar esa herencia, mientras que casi la mitad de estos superricos, es decir, el 47,5% restante lo son por haber creado una fortuna por su propia cuenta. De esta forma, los más ricos en España que lo son por haber recibido herencias apenas llegan a suponer un 15% del total de superricos, unas cifras ridículas si tenemos en cuenta que la percepción de una muy buena parte de la sociedad es que casi todos los millonarios han adquirido su patrimonio vía herencia. Según este informe del año 2015, el número de superricos españoles ascendía a 177 personas.

captura-de-pantalla-2023-03-14-184449-copia.jpg

Con lo cual, vemos que sería radicalmente falso que la inmensa mayoría de los superricos en España lo fueran porque han heredado todo su patrimonio y no han sabido qué hacer con él, sino todo lo contrario.

La gran mayoría de estos millonarios han sabido crear una fortuna a través de su talento, mérito y esfuerzo, lo que los ha llevado a estar entre las personas con mayor riqueza de España. Las cifras de nuestro país contrastan con las de países como Austria, Suecia o Alemania, donde el porcentaje de ricos que lo son por haber recibido una herencia representan el 49,6%, el 43,8% y el 30,8% de forma respectiva. China, Estados Unidos, Polonia o Ucrania son algunos de los países que destacan por ser donde el superrico "self-made" (hecho a sí mismo) lo es en mayor medida que en el resto de los países.

La formación no parece que haya sido un requisito indispensable para lograr afianzarse entre los más ricos de España, pues si bien es cierto que un 27,1% de las personas con mayor patrimonio han asistido a las mejores escuelas del mundo, o un 9,6% han estudiado en escuelas de postgrado (máster o doctorados), un 54,2% o bien no fueron a la universidad o bien no hay información sobre sus estudios. Sólo un 9% de estos millonarios fueron a la universidad, un 14,1% poseen un MBA y un 0,6% asistieron a Harvard. Con lo que, siendo cierto que una formación en los mejores centros de estudios del mundo contribuye para estar en el top de los más ricos, no parece que sea la única forma de alcanzar dichos puestos.

En definitiva, cuando se dice que en España el que tiene un gran patrimonio es por haberlo heredado se está cayendo en una falsedad, o más bien en un mito. Por supuesto, hay quienes tienen un inmenso patrimonio y debido a sus capacidades intelectuales, talento o habilidad no habrían sabido cómo crearlo por su propia cuenta, o ya en sí mismo es un milagro que no hayan desperdiciado todo su patrimonio, negar esto sería absurdo. Pero no es menos cierto que la gran mayoría de superricos que hay en España lo son por haber sabido aprovechar sus habilidades y conocimientos, creando su patrimonio desde cero (sin herencias), o por haber tenido la capacidad de no sólo mantener el patrimonio heredado sino haber sabido gestionarlo para acrecentarlo a unos niveles tan altos.

En Libre Mercado

    0
    comentarios