Menú

Feijoó se centrará en "gastar mejor" y "no subir impuestos"

Los populares moderan su discurso y ya no hablan tanto de bajar impuestos, como pone de manifiesto un nuevo documento.

Los populares moderan su discurso y ya no hablan tanto de bajar impuestos, como pone de manifiesto un nuevo documento.
Juan Bravo, responsable de Economía del PP, conversa con Núñez Feijóo, Elías Bendodo y Cuca Gamarra. | EFE
la-alternativa-deusto.jpg

¿Qué propuestas económicas puede desarrollar un hipotético gobierno del Partido Popular presidido por Alberto Núñez Feijóo? El economista Rafael Pampillón y el jurista José María Beneyto han coordinado un libro de ensayos en el que se recogen algunas de las líneas generales que podría seguir la formación azul, en caso de alcanzar el poder tras los próximos comicios. La obra lleva por título La Alternativa (Deusto, 2023) y esboza qué ocurriría si sucede el "sorpasso de la moderación" que aventuran los coordinadores del ensayo. Resulta esclarecedor que el documento haya sido prologado por el propio Núñez Feijóo, buena muestra del predicamento que tienen las ideas expuestas en las filas de la formación de centro-derecha.

El proyecto cuenta con la colaboración de una quincena de autores de referencia, entre ellos Íñigo Fernández de Mesa (vicepresidente de CEOE), Gregorio Izquierdo (director del Instituto de Estudios Económicos), Alicia Coronil (economista jefe de Singular Bank) o Simón P. Barceló (co-presidente de Grupo Barceló). También participan Pilar González de Frutos (presidenta de UNESPA, la patronal de los seguros), Nicolás Checa (CEO de Alpha-Policy LLC), Emma Navarro (ex presidenta del Banco Europeo de Inversiones) o Adolfo Díaz-Ambrona (secretario de la Cámara de Comercio). La lista la completan el presidente de Civismo, Julio Pomés, el ex secretario de Estado de Telecomunicaciones, Carlos Blanco, y los juristas Luis de Burgos y Sebastián Abella, así como las profesoras Cristina Mingorance y Begoña Barruso-Castillo, de la Universidad San Pablo CEU.

La eficiencia en el gasto

Uno de los capítulos más relevantes es el que firman estas dos últimas autoras. Ambas académicas defienden que España puede reducir el gasto público entre 14 y 26 puntos a través de una mayor eficiencia en los presupuestos de las Administraciones. ¿De cuánto dinero estamos hablando? Si tomamos como referencia los 635.000 millones de desembolsos aprobados en 2022 y restamos a esta cantidad los 180.000 millones de gasto presupuestado para el ejercicio por la Seguridad Social, encontramos que los capítulos no ligados a pensiones suman 455.000 millones, cifra a la que se podrían recortar entre 64.000 (-14%) y 118.000 millones (-26%), dependiendo del grado de eficiencia alcanzado.

Mingorance y Barruso-Castillo destacan que esta fórmula ayudaría a "conseguir la cuadratura del círculo fiscal" y facilitaría "una mejora del Estado de Bienestar". Esta última afirmación se apoya en el hecho de que un mejor uso de los recursos permite un mayor nivel de gasto social, al eliminarse los desembolsos superfluos y concentrarse los presupuestos en las partidas estrictamente necesarias. El siguiente gráfico da cuenta de ello:

img-1559.jpg

El discurso de la eficiencia en el gasto ha calado hondo en la esfera pública, primero a raíz de las conclusiones del spending review que realizó la AIREF y después con la publicación de diversos estudios del Instituto de Estudios Económicos que cuantifican el ahorro potencial generado por un eventual cambio a mejor en el diseño de las estructuras de gasto.

El PP y los impuestos

¿Y por el lado de los ingresos? El planteamiento de las autoras gira en torno a un replanteamiento del sistema tributario que pasa por aumentar el peso relativo de los impuestos indirectos y por reducir la importancia recaudatoria de los gravámenes directos. Así, Mingorance y Barruso-Castillo señalan que un futuro gobierno "debería centrarse en modificar la estructura impositiva, sin aumentar la presión fiscal. Hay que reducir los impuestos más distorsionantes, como el IRPF o las cotizaciones sociales. Esto no implica recaudar menos, porque la reducción de estos tributos puede incrementar la inversión, la actividad productiva y el empleo".

Las profesoras de la Universidad San Pablo CEU llaman también la atención sobre "el elevado nivel de recaudación impositiva, que se encuentra en máximos históricos". En este sentido, recalcan la importancia de proceder a la deflactación del IRPF, con ánimo de descontar el efecto de la inflación en los ingresos que genera dicha figura.

Con esta obra tenemos, pues, más pistas de la agenda fiscal que proponen algunos de los referentes intelectuales del partido con sede en la calle Génova. El acento ya no está en bajar impuestos de forma generalizada, a pesar de que este ha sido un argumento central de los barones más influyentes del partido, caso de Díaz Ayuso o Juanma Moreno. De hecho, aunque Feijóo bajó algunos impuestos durante sus años de gobierno en Galicia, su discurso en clave nacional se centra más bien en reconfigurar la estructura tributaria y concentrarse en gastar menos y gastar mejor, en línea con el mensaje de Mingorance y Barruso-Castillo.

Cabe recordar que el responsable de Economía del PP, Juan Bravo, participó el pasado mes de abril en unas jornadas organizadas por ESADE y declaró entonces que "la promesa de Feijóo no es bajar los impuestos, sino no subirlos, que ya es bastante, y acabar con la inseguridad jurídica que ha generado Sánchez, con más de 54 subidas de impuestos". Al respecto, desde Génova añaden que "el compromiso de bajar impuestos está ahí, tocando aspectos como la carga fiscal del empleo o el I+D. Además, se ha recurrido el Impuesto sobre Grandes Fortunas con el que se busca la armonización fiscal y también estamos deflactando el IRPF en las comunidades, antesala de lo que haremos a nivel nacional si llegamos al gobierno".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios