Menú

Las exigencias de Podemos contra empresarios y propietarios de vivienda a cambio de apoyar a Sánchez

Podemos quiere en más intervencionismo, incrementar los costes laborales y cercar al alquiler.

Podemos quiere en más intervencionismo, incrementar los costes laborales y cercar al alquiler.
El portavoz de Podemos, Pablo Fernández | EFE

Podemos vuelve a poner en su punto de mira a empresarios y propietarios de vivienda. El partido fundado por Pablo Iglesias ya ha desvelado cuáles serán sus exigencias en materia económica a cambio del apoyo a Pedro Sánchez para la próxima investidura.

Así, la formación morada le ha marcado una hoja de ruta al próximo Gobierno en el que pretenden entrar en coalición. Su plan contiene más intervencionismo, un incremento de los costes laborales y más ataques al mercado del alquiler. En concreto, Podemos exige subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 1.500 euros, congelar todos los contratos de arrendamiento durante la legislatura y "limitar los precios de los alimentos".

Intervenir los precios de los alimentos

El portavoz de Podemos, Pablo Fernández, ha explicado este lunes la dudosa fórmula con la que su partido pretende establecer ese límite a la cesta de la compra. "Será mediante un tope a los márgenes empresariales" ha dicho Fernández.

Cabe recordar que el propio Gobierno estrenó este año un polémico Observatorio de Márgenes Empresariales para fiscalizar a las empresas de nuestro país mientras desde Podemos las acusaban de "forrarse" con la inflación. Sin embargo, el pasado mes de julio, este organismo publicó el primer informe trimestral con datos del Banco de España y la Agencia Tributaria, y el resultado no sirvió para desprestigiar a los supermercados como pretendían. Todo lo contrario.

Este documento concluía que el sector de la alimentación no había disparado sus márgenes en plena tormenta inflacionista. De hecho, los había reducido en algunos momentos. "La cadena alimentaria no trasladó íntegramente a los precios finales el incremento de los costes energéticos lo que supuso una contracción del 25% del margen desde el segundo trimestre de 2021 hasta el cuarto trimestre de 2022. A comienzos de 2023, el abaratamiento de los costes energéticos y de las materias primas ha permitido una cierta recuperación del margen de los sectores de la cadena alimentaria, si bien este se sitúa aún en niveles inferiores a la media histórica" rezaba el texto.

El portavoz de Podemos ha aprovechado también su discurso para demonizar al sector del aceite de oliva. "No hay más que ver cómo están de disparados los precios del aceite de oliva en estos momentos para saber que hay unos pocos que se están haciendo de oro a costa de la economía de las familias y hay que poner remedio a esto" ha señalado Fernández. Ni una mención a que la producción de aceite de oliva de esta campaña se haya desplomado, que es el motivo fundamental de la falta de oferta y de la subida de precios.

Congelación el precio de los alquileres

"Proponemos congelar los alquileres durante toda la legislatura, aprobar un índice que sustituya al IPC en la actualización de los contratos y una moratoria a los alojamientos turísticos" ha seguido explicando el portavoz de Podemos.

Estas medidas irían todavía más allá de las aprobadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que ha mantenido este año intervenida la actualización de las rentas en el 2%. Para 2024, el Gobierno ha limitado ese incremento en el 3%, lo que seguirá impidiendo a los dueños de las viviendas recuperar el poder adquisitivo perdido por la inflación.

La puesta en marcha de las nuevas medidas de Podemos podría contribuir a estrangular todavía más el mercado del alquiler en España, donde sus precios siguen subiendo por la escasez de oferta que ha generado entre los propietarios la inseguridad jurídica a la que se enfrentan.

Disparar el SMI

La idea de Podemos de disparar el SMI de 1.080 euros a 1.500 euros supondría disparar este sueldo en casi un 40%, lo que golpeará directamente a las pequeñas empresas y los autónomos, que son las que más dificultades tienen para cumplir y para sobrevivir ante estas medidas tan intervencionistas.

Además, hay que tener en cuenta que el impacto del SMI afecta, sobre todo, a la Hostelería, Comercio o Actividades Administrativas, que son los sectores que acogen al empleo menos cualificado, jóvenes o extranjeros. Precisamente, a los que la izquierda dice proteger. Sin embargo, obligar a las empresas a pagar un sueldo más elevado en estos sectores podría expulsar del mercado a esta categoría de candidatos en sustitución de otros más cualificados o abocarles al trabajo en negro.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro