Menú

Bruselas quiere aplicar ya todas las restricciones ecologistas en las granjas de cerdos y aves de corral más grandes

El acuerdo provisional de la Comisión impulsará una ley con más costes ecologistas sobre los hombros de los ganaderos.

El acuerdo provisional de la Comisión impulsará una ley con más costes ecologistas sobre los hombros de los ganaderos.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen | EFE

La Comisión Europea pisa el acelerador contra las granjas. Y lo hace en especial en el porcino y pollo, justo los alimentos frescos más buscados ante la escalada de precios de todo y los precios alcanzados por el vacuno. Bruselas ya cuenta con el acuerdo necesario para abordar lo que denomina como "modernización de la gestión de las emisiones industriales" en granjas. Preparados para un nuevo alza de los precios por los requisitos ecologistas.

La Comisión ya tiene un acuerdo provisional "para reforzar las disposiciones actuales sobre las emisiones de la industria y las grandes explotaciones de cría intensiva". Traducido: impulsará una ley para "guiar las inversiones industriales necesarias para la transformación de Europa hacia una economía más limpia, neutra en carbono, más circular y competitiva para 2050. Estimulará la innovación, recompensará a los líderes y ayudará a nivelar el campo de juego en el mercado de la UE y aumentará la certeza de inversión a largo plazo para la industria". Y todo ello, con más costes ecologistas sobre los hombros de los ganaderos.

Así, la "nueva ley limitará de manera más efectiva las emisiones contaminantes de las instalaciones industriales". La ley revisada también endurecerá las normas sobre la concesión de excepciones para "proteger aún más el medio ambiente y la salud humana". Es decir, que impondrá más costes a las granjas.

"Las normas actualizadas también proporcionarán más oportunidades a los líderes en innovación de la UE, que podrán probar técnicas emergentes de mayor rendimiento medioambiental gracias a permisos más flexibles. Un nuevo Centro de Innovación para la Transformación Industrial y las Emisiones (INCITE) ayudará a la industria a identificar soluciones de control de la contaminación y tecnologías transformadoras", con lo que la norma irá engordando con nuevos requisitos ecologistas.

"Por último, los operadores de instalaciones industriales tendrán que desarrollar planes de transformación para alcanzar los objetivos de contaminación cero, economía circular y descarbonización de la UE para 2050, y se beneficiarán de permisos flexibles para implementar técnicas profundamente transformadoras". Flexibles quizás, con nuevos costes que se repercutirán en el pollo y el cerdo, también. Porque esas dos explotaciones van las primeras en la lista.

La nueva ley afectará a más instalaciones, en particular, a las granjas de ganado intensivo a mayor escala: según las nuevas normas, afectará a "las granjas de cerdos y aves de corral más grandes, mientras que la inclusión de granjas de ganado se evaluará en una revisión posterior. Como las granjas tienen operaciones más simples que las plantas industriales, todas las granjas afectadas se beneficiarán de un régimen de permisos más ligero que se adaptará al tamaño de las granjas, así como la densidad ganadera".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro