Menú

Yolanda Díaz negocia con más CCAA desfondar al Estado y exigir supuestas deudas históricas con cargo al contribuyente

Sumar pretende que Madrid financie de facto y en solitario el actual esquema de recursos del resto de regiones y que además, lo eleve.

Sumar pretende que Madrid financie de facto y en solitario el actual esquema de recursos del resto de regiones y que además, lo eleve.
La líder de Sumar, Yolanda Díaz | Europa Press

Yolanda Díaz sigue demostrando su concepto de la responsabilidad fiscal del Estado: ninguno. Tras defender que Cataluña deje de aportar a los fondos de garantía de los territorios españoles con menores recursos y tras exigir a Madrid oficialmente y por medio de un documento registrado en el Congreso que aumente los pagos de solidaridad a todo el resto de CCAA, ahora, el partido de la vicepresidenta del Gobierno reclama que "implanten mecanismos de compensación previstos en la LOFCA por los déficits de financiación soportados de forma recurrente por las comunidades autónomas infrafinanciadas, con el objetivo de condonar la deuda pública de cada CCAA infrafinanciada, tanto colectiva como singularmente".

Y, todo ello, cuando el último trimestre contabilizado España ha cerrado sus cuentas públicas con un déficit de 25.424 millones de euros, el anterior con otro de 35.359 millones, y cuando Bruselas ya ha reimplantado las exigencias europeas de control del gasto excesivo suspendidas en época del covid.

El nuevo plan de Yolanda Díaz parece pasar por avivar una pelea masiva entre CCAA por los fondos que pagamos todos los contribuyentes españoles. Y es que, se gasten en Cataluña, Andalucía, País Vasco o Murcia, ese gasto público lo pagamos con los impuestos que son abonados de forma conjunta por todos los españoles -personas físicas o empresas-. Pero el partido de la vicepresidenta comunista no ha querido pensar en ese pequeño detalle y ha preferido reclamar oficialmente "que se proceda a implantar mecanismos de compensación previstos en la LOFCA por los déficits de financiación soportados de forma recurrente por las comunidades autónomas infrafinanciadas, con el objetivo de condonar la deuda pública de cada CCAA infrafinanciada tanto colectiva como singularmente".

Sumar no especifica cuáles son esas regiones en un texto registrado ya en el Congreso de los Diputados. Es decir, que queda a la libre decisión de cada región la consideración de si el resto de España le debe dinero o no. Toda una invitación a la exigencia de fondos y la división entre regiones.

Hay que recordar que Pedro Sánchez ha firmado con Junts ya el jaque al modelo de solidaridad nacional. El compromiso adquirido por el PSOE en sus negociaciones con el partido del prófugo golpista Carles Puigdemont, recoge estudiar los mecanismos para sacar a Cataluña de la práctica totalidad de los pagos al resto de comunidades autónomas con menos recursos. Sumar ya ha dado un paso más: quiere convertir ese golpe en un jaque mate a la Comunidad de Madrid.

La exigencia por escrito que ya ha realizado el partido de Yolanda Díaz a Sánchez pretende que Madrid financie de facto y en solitario, no sólo el actual esquema de recursos del resto de regiones, sino que, además, lo eleve. El resultado sería obvio: el saqueo a los contribuyentes madrileños como soporte de todos los esquemas de garantía de la sanidad, educación y servicios sociales de toda España. Y, ahora, en un tercer movimiento, Sumar reclama que cada CCAA exija supuestos déficits históricos a las arcas nacionales, cuando esas arcas las pagan los mismos que todo el resto: todos los contribuyentes españoles.

De este modo, los primeros compases de la reforma de la financiación autonómica se están convirtiendo en toda una bomba de relojería. El texto de Sumar ha sido registrado ya en el Congreso de los Diputados y recoge la explotación de Madrid hasta convertirla en el nutriente de una lluvia de pagos sin límite al resto de España.

De hecho, los planes de al menos la parte comunista del Gobierno de Sánchez quieren "incorporar transitoriamente, pero de manera inmediata, una transferencia adicional de nivelación horizontal (TANH) que permita igualar a la financiación homogénea mediana por habitante los recursos de aquellas comunidades autónomas que se sitúan por debajo de la mencionada media". Y, teniendo en cuenta que de los dos pagadores actuales -Madrid y Cataluña (Madrid por el triple de importe)-, el Gobierno quiere perdonar a Cataluña, sólo quedaría uno para pagar toda la fiesta de gasto público: Madrid.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro