Menú

¿Qué efecto tendrá la subida de tipos en las hipotecas? CaixaBank, ING o Abanca enseñan sus cartas

Las principales entidades bancarias explican cómo van a reaccionar ante el encarecimiento del dinero.

Las principales entidades bancarias explican cómo van a reaccionar ante el encarecimiento del dinero.
Las entidades bancarias anuncian sus próximos pasos hipotecarios. | Alamy

El Euribor vuelve a entrar en terreno positivo. La tendencia alcista ya se venía observando desde hace algunos meses, pero en las últimas semanas se ha producido una clara aceleración, de manera que el indicador de referencia del mercado hipotecario ha recuperado niveles que no se veían desde el año 2016, generando cada vez más incertidumbre acerca del impacto que tendrá en la financiación de la vivienda la próxima subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo.

Este desarrollo llega tras un año de récord, puesto que en 2021 se firmaron más de 400.000 hipotecas en España. Por lo tanto, parece sensato preguntarse qué efecto tendrá la subida de tipos en las condiciones que ofrecen los bancos a sus clientes actuales y futuros. El portal inmobiliario Fotocasa se ha propuesto resolver esta pregunta con un debate en el que ha reunido a expertos de diversas entidades.

debate-ing-caixabank-bbva-abanca-fotocasa-hipoteca-2022.png
Un momento del debate

Ramón Faura, de CaixaBank, apuntó en su intervención que su entidad "esperaba que el Euribor siguiese en terreno negativo hasta 2024, pero el Banco Central Europeo ha indicado claramente que, a cierre de año, veremos probablemente un par de subidas de tipos. Esto, lógicamente, se traslada a los precios del dinero y, por tanto, tiene un impacto en los tipos hipotecarios. No podemos ignorar que el entorno macroeconómico es de incertidumbre, con una inflación elevada, y esto es lo que anima a los bancos centrales a subir los tipos para enfriar un poco la situación. Por nuestra parte, creemos que la hipoteca a tipo fijo es la mejor, la más sencilla, la más transparente y, por tanto, es la que priorizamos".

"En términos reales, los tipos que se están proyectando para 2023 siguen siendo negativos, puesto que hablamos de tasas cercanas al 1% frente a niveles de inflación que son mucho más altos", comentó también Faura, quien anotó además que "la demanda extranjera seguirá creciendo con fuerza en comunidades donde tales operaciones ya son muy fuertes. Por ejemplo, en Baleares supone el 39% del mercado y en Canarias, el 29%. Sin embargo, creemos que la demanda nacional se seguirá ralentizando y que la oferta también se verá afectada por el contexto macroeconómico, con la situación tan delicada que tenemos, debido a la crisis de las materias primas, la elevada inflación, etc."

ING, Abanca...

Cristina de Marcos, de ING, señaló por su parte que, "para cualquier banco, las hipotecas son un producto clave, que genera una relación de muy largo plazo. Lo que veníamos haciendo en los últimos años era incrementar el volumen de contratación y, a cambio, suavizar los precios. Ahora, sabemos que la subida de tipos en Europa es cuestión de tiempo, pero creemos que es importante decir que lo que va a ocurrir no es extraño, hemos vivido muchas veces con el Euribor en terreno positivo, de modo que lo raro era que estuviésemos en una circunstancia tan peculiar como lo que hemos visto. Puede ser que el esfuerzo asociado a unos tipos más altos sea más grande, de modo que la demanda asociada a las hipotecas podría reducirse, pero el grifo no se va a cerrar, en ningún caso. Estamos preparados para asumir una subida paulatina de tipos. La banca ha aprendido mucho de la última crisis y ahora sabe conceder crédito hipotecario de forma sana y sostenible. Nuestra política de riesgos es prudente y, por ejemplo, la morosidad que tenemos hoy en esta cartera es de apenas un 0,6%".

Por su parte, Rocío Rodríguez, de Abanca apuntó que "el sistema financiero es un actor esencial a la hora de favorecer la compra de vivienda. En el actual entorno de subidas de tipos, tenemos que tener en cuenta que los precios de las hipotecas está asociado al precio del dinero, de modo que se darán ciertos aumentos, como es lógico. Sin embargo, la cartera de créditos que tenemos en vigor se construye a partir de análisis de riesgo en los que se mide qué pasaría si se diesen situaciones de mayor estrés, de modo que ya se han valorado y tenido en cuenta situaciones como la que ahora se están materializando".

Por otro lado, Ana Pitarch Lorenzo, de BBVA, apuntó que "la hipoteca a tipo fijo ha sido un producto muy demandado y, en este sentido, es importante recalcar que el nuevo escenario obligará a revisar al alza los costes financieros a ese tipo de financiación, puesto que vamos a un terreno con tipos más elevados".

La directiva recalcó que "hablamos de que el Euribor de referencia alcanzará el 0,4% a cierre de año. Si asumimos un encarecimiento de medio punto en los tipos de interés y lo trasladamos a una hipoteca promedio, hablamos de unos 25 euros por cuota o, lo que es lo mismo, unos 300 euros durante el conjunto del año. La carga financiera sería esa, que evidentemente es más cara. En 2023, el horizonte que planteamos sería de aproximadamente un 1%, de modo que ni siquiera nos iríamos a un 2% o 3%".

Temas

En Libre Mercado