Menú

Aviso de Fedea: España ya tiene más gasto público que Suecia

Un estudio de la fundación alerta del "importante déficit público estructural, que debe reducirse lo antes posible".

Un estudio de la fundación alerta del "importante déficit público estructural, que debe reducirse lo antes posible".
El presidente del gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), abraza a un asistente a la Convención en el Mundo Rural en Úbeda. | EFE

La fundación FEDEA ha publicado un trabajo de Manuel Díaz y Carmen Marín en el que se estima la evolución del gasto público por funciones, no solo en España sino también en la UE. La principal conclusión del trabajo es que, si bien la ratio de gasto público sobre el PIB era inferior al promedio comunitario en 2015, los datos de 2021 muestran que ya no hay apenas diferencias.

Así, mientras que en 2015 veíamos que España tenía un gasto público del 44% del PIB y la UE registraba un peso medio del Estado equivalente al 48,1% del PIB, los datos para 2021 muestran que España se sitúa ahora en el 50,6%, frente al 51,5% que registran nuestros socios. Esto quiere decir que las tres cuartas partes de esta diferencia se han esfumado. También quiere decir que nuestros niveles de gasto público están por encima de Suecia y casi a la par con Dinamarca y Alemania.

gasto-publico-espana-ratio-gasto-pib-2021-fedea.png

Es importante recordar que Pedro Sánchez anunció en 2018 que su plan para España era aumentar el peso del Estado en 40.000 millones de euros y lograr de esta forma la "armonización" con Europa. Tras su llegada al poder, el líder socialista se puso manos a la obra y ha conseguido su objetivo, al elevar la presión fiscal de 423.000 a 468.000 millones entre los años 2018 y 2021.

La comparativa anterior ni siquiera toma en consideración los datos de 2022, que reflejan un aumento aún mayor, cebado por las subidas de impuestos y la inflación. En cualquier caso, esta evolución debe invitarnos a reflexionar sobre el enorme refuerzo del gasto y el nulo impacto que ha tenido tal desempeño en el dinamismo económico del sector privado, la calidad de los servicios públicos o el bienestar de las familias. De hecho, hoy tenemos menos PIB que antes de la pandemia, listas de espera con más demoras en sanidad, resultados mediocres en las pruebas internacionales que miden la calidad del modelo educativo público y hogares cada vez más empobrecidos. Sánchez pregonaba que subir el gasto era vital para generar más bienestar y, sin embargo, lo único que ha conseguido es más malestar.

El informe de FEDEA constata que el gasto de España supera el promedio europeo en capítulos como las pensiones (donde la nueva reforma de Escrivá agravará el diferencial, ahondando el déficit), desempleo (puesto que el paro duplica la media comunitaria, pese al "maquillaje contable" de Yolanda Díaz y su ministerio de Trabajo) e intereses de la deuda pública (a raíz de un fortísimo repunte de nuestras obligacionesdesde que gobierna Sánchez). En cambio, nuestro gasto es menor en los capítulos de sanidad, ayudas a la familia, exclusión social y vivienda.

Para FEDEA, "España tiene un importante déficit público estructural que debe reducirse lo antes posible". Esta situación solo puede corregirse, en opinión del think tank, con una estructura recaudatoria mejor diseñada y con un recorte del gasto prescindible a través de políticas de eficiencia.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro