Menú

El Gobierno prorroga otros tres meses el plan "anticrisis" con la economía agonizando

El paquete de estímulo no ha evitado que España mantenga el peor desempeño económico del mundo desarrollado.

El paquete de estímulo no ha evitado que España mantenga el peor desempeño económico del mundo desarrollado.
Pedro Sánchez, junto a la número dos del PSOE, Cristina Narbona y su portavoz en el Congreso, Héctor Gómez. | EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles en el Congreso que el Gobierno prorrogará tres meses el "Plan de Choque de Respuesta a la Guerra" ante la inminente caducidad del decreto en vigor.

Así lo ha manifestado en su intervención ante el Grupo Socialista, que se ha reunido este miércoles en el Congreso para conmemorar el cuarto aniversario de la llegada de Sánchez a la Moncloa tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

Aprobado el pasado 29 de marzo, el decreto ley contiene medidas como el descuento de 20 céntimos a los carburantes, pese a que el Ejecutivo prevé gravar aún más los combustibles una vez concluya el plan de alivio. Otras de estas medidas son la ampliación de la cobertura y el descuento del bono social eléctrico o el ingreso mínimo vital, así como la prórroga de las rebajas fiscales aplicadas a la factura de la luz.

Como venimos insistiendo en Libre Mercado, en el Gobierno están empeñados en responsabilizar de la crisis energética y de precios que está sufriendo España a la invasión rusa de Ucrania. Y aunque no cabe duda de que la guerra ha agravado la situación, hay que tener en cuenta que las causas vienen de muy atrás. La prueba está en que los precios de la luz, el gas y el petróleo llevan más de un año desbocados.

Así, pese a la positiva valoración que hace el Ejecutivo sobre el paquete de medidas, las cifras económicas dan la espalda a Sánchez. La inflación subyacente, el IPC armonizado o el precio de la gasolina continúan en máximos. Al mismo tiempo, las previsiones de crecimiento, revisadas continuamente a la baja, se sitúan por detrás de la media europea, lo que condenará a España a la recuperación más lenta de toda la OCDE. Todo ello, mientras lideramos el ranking de paro de entre los países desarrollados.

Sánchez insta a la oposición a apoyar la prórroga

El decreto original superó la votación por la mínima, pues al voto en contra del PP, Vox y Ciudadanos se sumaron también Esquerra Republicana, Junts y la CUP tras destaparse el escándalo de espionaje a políticos independentistas.

Al final, y tras asegurar que el texto se tramitaría como proyecto de ley con opción a introducir cambios, el PSOE y Unidas Podemos superaron la votación sumando al PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias, el PRC, el BNG, Teruel Existe y también los independentistas de PDeCAT y Bildu, que pese a ser objeto de espionaje primaron el 'escudo social' sobre la polémica de Pegasus.

Sánchez no ha olvidado estos apuros y, al anunciar la prórroga de estas medidas, ha emplazado a la oposición a apoyar, esta vez sí, la prórroga de las mismas: "A ver si esta vez tenemos más suerte y los que dicen que aman a España lo demuestran amando a los españoles y aprobando medidas que son buenas", ha dicho.

16.000 millones movilizados

El Gobierno cuantificó en su presentación del plan en 16.000 millones de euros el impacto del decreto ley, con 6.000 millones en ayudas y rebajas fiscales y 10.000 millones en una nueva línea de créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Además, se extiende el plazo de vencimiento de los ya aprobados y el plazo de carencia para sectores más afectados.

El decreto contiene la principal medida acordada con el sector del transporte, la rebaja de 20 céntimos por litro de combustible repostado, extendida a todos los consumidores, y los 450 millones en ayudas directas. Otros sectores beneficiarios de ayudas son el agrario, el pesquero y la industria, con subvenciones directas para las gasintensivas, una rebaja de peajes en la factura energética y la ampliación de compensaciones por los costes de emisión de dióxido de carbono (CO2).

También contempla una limitación temporal de las subidas del alquiler hasta el 2% y la limitación para despedir por causas objetivas por aumento de los costes energéticas para empresas que reciban ayudas públicas o se acojan a medidas extraordinarias de protección al empleo.

Asimismo, aumentan las cuantías en un 15% del ingreso mínimo vital, se amplían los supuestos para acceder a los descuentos del bono social eléctrico, se prorrogan otros tres meses más las rebajas fiscales aplicadas a la electricidad y se adoptan medidas para acelerar el despliegue de instalaciones renovables y facilitar el autoconsumo, entre otras.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Libro
    • Máster